Archivo de Público
Sábado, 29 de Junio de 2013

El Camp Nou se llena esta noche de peticiones a favor de la consulta

El estadio del FC. Barcelona acoge el Concert per la Llibertat, con la participación de 450 músicos y representantes de todos los partidos favorables al derecho a decidir, menos el PSC

EUROPA PRESS ·29/06/2013 - 11:27h

80.000 personas asistirán este sábado al Concert per la Llibertat organizado por Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional Catalana (ANC) para reclamar una consulta de autodeterminación para Catalunya en 2014. Por el escenario del campo del FC Barcelona pasarán una cincuentena de artistas, de entre los que destacará la presencia de Lluís Llach, que volverá a cantar ante el público seis años después de anunciar su retirada.

Más allá de la programación musical, a lo largo del concierto tomarán la palabra la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, el cineasta Ventura Pons, la productora Isona Passola, el doctor Bonaventura Clotet, y los escritores Màrius Serra y Mathew Tree. También intervendrán los actores Sergi López, Joel Joan, Montserrat Carulla, Jordi Díaz, Quim Masferrer, Sílvia Bel y Lluís Soler, y la cantante Núria Feliu.

Venim del nord, venim del sud y Tossudament alçats son las canciones que interpretará Llach, que será el encargado de cerrar un concierto que empezará a las 20.00 horas y que se prevé que se alargue hasta la medianoche.

También saldrán al escenario Paco Ibáñez, Maria del Mar Bonet, Peret, Dyango, Marina Rossell, Cesk Freixes, Fermín Muguruza y la Elèctrica Dharma para interpretar "cantos a la libertad" como 'L'emigrant', 'Gora Herria', 'La presó del Rei de França' y 'Al vent', según uno de los responsables artísticos del concierto, el cantante de Sopa de Cabra Gerard Quintana.

Los organizadores pusieron primero a la venta 60.000 entradas y, al agotarse rápidamente, decidieron poner otras 30.000 más, de las que aún quedan 10.000 por vender y que se podrán comprar hasta minutos antes de que empiece el espectáculo.

Seis de los 12 consellers del Govern acudirán al concierto: la vicepresidenta, Joana Ortega; el conseller de Cultura, Ferran Mascarell; el de Presidencia, Francesc Homs; el de Territorio y Sostenibilidad; Santi Vila, la de Educación, Irene Rigau, y el de Justicia, Germà Gordó, mientras que el presidente Artur Mas estará en Menorca por la boda de su hija. Todos los partidos favorables a la consulta menos el PSC tienen previsto enviar una delegación al concierto. Por parte de CiU acudirán Josep Rull, Jordi Turull y Josep Lluís Cleries, y por parte de ERC Oriol Junqueras, Marta Rovira, Lluís Salvadó, Alfred Bosch y Oriol Amorós. Josep Antoni Duran i Lleida lamentó este sábado que no pudiera asistir "por un compromiso previo", mientras que Artur Mas tampoco asistirá por la boda de su hija. 

En representación del Parlament estarán los dos vicepresidente de la Cámara, Anna Simó y Lluís Corominas, y también acudirán los diputados de ICV-EUiA Josep Vendrell y Joan Mena, y los de la CUP David Fernández y Quim Arrufat. Durante el concierto se desplegará un mosaico con el lema Freedom Catalonia 2014 con el objetivo de que "entienda todo el mundo" la petición de celebrar la consulta, según la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals.

Sánchez-Camacho: "El concierto fomenta la hispanofobia"

Como no podía ser de otro modo, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha aprovechado el evento para cargar contra el derecho a decidir y ha llegado a afirmar que es el concierto "de la ruptura, la exclusión y la división de todos los catalanes".

"Aunque algunos hagan ejercicios televisivos de fuerza como el concierto de la noche, hay mucha gente que reivindica su derecho a ser español y catalán y a vivir en una Catalunya democrática en la que no se obligue a separarse de los lazos familiares, culturales, de amistad y de historia con el resto de España", dijo sin ruborizarse. La presidenta del PP ha acusado al Govern y a "plataformas subvencionadas" de estar cultivando la "hispanofobia", y asegura que el PP será "la barrera contra esta campaña de odio y enfrentamiento", según sus palabras.