Archivo de Público
Viernes, 28 de Junio de 2013

Torres sostiene que los 'pelotazos' de Urdangarin daban pérdidas

Presenta al juez 270 facturas para intentar demostrar que los gastos del Valencia Summit 2005, por el que Camps y Barberá les dieron 1 millón de euros, superaron en 23.300 euros a los ingresos

PÚBLICO/EP ·28/06/2013 - 16:40h

Diegto Torres y su esposa en su última declaración ante el juez/REUTERS

Diego Torres, exsocio del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha presentado más de 270 facturas ante el juez instructor del caso Nóos para intentar acreditar que el Instituto Nóos perdió 23.329 euros en la organización del Valencia Summit 2005, pese a que los ingresos fueron de 1 millón de euros que salieron de las arcas de las administraciones públicas valencianas, lideradas entonces por Francisco Camps y Rita Barberá.

Las facturas de Torres tratan de desmontar el reciente informe de  la Agencia Tributaria (AEAT) que elevó a 1,9 millones de euros el dinero que el Instituto Nóos destinó realmente a las tres ediciones del Valencia Summit (2004, 2005 y 2006) y a las dos del Illes Balears Forum (2005 y 2006), a pesar de que para la organización de estos eventos la entidad sin ánimo de lucro percibió hasta un total de 5,8 millones de euros.

Hacienda determinaba cómo la entidad al frente de la cual se encontraban el duque de Palma y su exsocio se benefició de 3,9 millones de euros que finalmente no fueron invertidos al objeto para el que obtuvieron el dinero: el impulso de los anteriores proyectos deportivos.

Por su parte, la documentación de ingresos y gastos que Torres ha entregado al titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, José Castro, está integrada por facturas que darían soporte a las operaciones económicas realizadas en materia de comunicación, organización de eventos, contratación de expertos, elaboración de materiales e informes, publicaciones y viajes y desplazamientos.

De este modo, el informe económico aportado por la defensa de Torres revela que la totalidad de ingresos obtenidos para la segunda edición del Valencia Summit fue de 900.000 euros, que se elevaron a 1,044 millones con IVA, en virtud del convenio rubricado con la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) (dependiente de la comunidad autónoma) y la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau (FVTCB) --empresa municipal--.

En lo que a gastos se refiere, los relativos a la comunicación -publicidad, 'mailings' a diversos públicos, web y relaciones públicas- ascendieron a 74.449 euros; por la contratación de expertos -para el diseño de actividades, realización de investigaciones y ponencias-, a 61.987, y por la elaboración de materiales e informes, a 2.180.

Asimismo, los gastos por publicaciones -creación, adquisición y gestión de contenidos- fueron de 44.086 euros; los de viajes, hoteles y desplazamientos, de 46.648 euros, y los del equipo organizador -profesionales implicados en la planificación, desarrollo y ejecución del proyecto-, de 672.986 euros. Las facturas de Torres arrojan unas pérdidas de 23.329 euros.

Del mismo modo, el letrado de Torres presentó recientemente unas 200 facturas para demostrar que el Instituto perdió 9.856 euros en esa ocasión por la organización del Illes Balears Forum de 2005.