Archivo de Público
Miércoles, 26 de Junio de 2013

Mas pedirá por carta a Rajoy una consulta de autodeterminación

El escrito incluirá el contenido del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir y las "cinco vías posibles" que entiende que existen para celebrar una consulta soberanista en Catalunya "con voluntad de diálogo" con el Estado.

AGENCIAS ·26/06/2013 - 17:21h

Tras la celebración de la primera reunión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, Artur Mas, pedirá por carta al jefe del Ejecutivo la solicitud formal de celebrar en Catalunya una consulta de autodeterminación, según ha informado en rueda de prensa el conseller y portavoz del Govern, Francesc Homs.  La reunión ha arrancado este miércoles sobre las 11.45 horas en el Parlament y ha durado dos horas y media. En total, han acudido a la reunión casi 60 de representantes de entidades, partidos, sindicatos, patronales y del municipalismo catalán, y todos ellos antes han mantenido un encuentro con la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, y el de la Generalitat, Artur Mas. A la ausencia de PSC hay que sumarle la del PP y C's que, además de discrepar del objetivo del encuentro, han censurado que se celebre en el Parlament, y también la del presidente de la patronal Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà.

Homs, ha explicado que Mas se ha comprometido a trasladar "un escrito" al presidente del Gobierno con el contenido de la reunión de este miércoles y las "cinco vías posibles" que entiende que existen para celebrar una consulta de autodeterminación en Catalunya, todas ellas expuestas, ha dicho, "con voluntad de diálogo" con el Estado. 

La primera vía es aplicar el artículo 92 de la Constitución, que es el que prevé que el Estado convoque un referéndum. La segunda, es el traspaso de la competencia de convocar referendos a través del artículo 150.2 de la Constitución, que sería una vía equivalente a la utilizada por el Reino Unido para Escocia. La tercera vía sería utilizar la Ley catalana de Consultas por Vía de Referéndum, que está en vigor aunque recurrida por el Estado, y la cuarta, utilizar la Ley de Consultas distintas al referéndum que se está elaborando en el Parlament. La quinta y última vía sería directamente a partir de una reforma constitucional. 

El expresidente del Parlament y exconsejero Joan Rigol (UDC) redactará por encargo del presidente de la Generalitat, un documento que constate el apoyo social que tiene el 'derecho a decidir' entre la mayoría de las entidades cívicas de Cataluña. Mas se ha comprometido ante representantes de la sociedad civil catalana a "trasladar" por escrito al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el sentir mayoritario de las asociaciones a favor de la consulta, y las entidades se han comprometido a hacer pedagogía de la autodeterminación.

Hay un mínimo común denominador: "entender que la democracia es la solución y no el problema"

Homs ha resaltado que es una reunión "excepcional" y que no han podido participar todas las entidades que habían pedido asistir, algo que ha atribuido únicamente a cuestiones estrictamente operativas. Según el portavoz del Gobierno catalán, Mas ha agradecido a los asistentes su compromiso con el autogobierno y la radicalidad democrática, y ha diagnosticado que no toda la sociedad piensa lo mismo sino que hay una diversidad, pero con un mínimo común denominador: "Entender que la democracia es la solución y no el problema". Mas ha abogado por que, a nivel político, se traslade este consenso de la sociedad civil, y el Gobierno catalán ha invitado a las entidades a que, "en función de sus propias posibilidades", se impliquen más para extender el Pacto Nacional a más gente, ha explicado Homs.

Un proceso con plenas garantías y vinculante

En la reunión el presidente del Consejo de Cámaras de Catalunya y de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls, ha pedido un proceso con plenas garantías legales y con un resultado vinculante y reconocido por todas las instituciones, y ha abogado por el diálogo con el Estado. Según ha informado en un comunicado el organismo que agrupa a las 13 cámaras catalanas, Valls ha defendido durante su discurso la vía del diálogo, aunque ha reconocido que la voluntad por parte del Gobierno central no se ha puesto suficientemente de manifiesto, y ha remarcado que el Estado debería ser consciente de que "las justas reivindicaciones del pueblo catalán no desaparecerán con el tiempo".

Ha insistido en que el principal riesgo es que la incertidumbre pueda paralizar las decisiones de inversión en un momento en que las empresas necesitan seguridad jurídica y estabilidad política, y ha alertado de que la transición hacia el nuevo estatus pude tener consecuencias económicas muy importantes para las empresas catalanas con actividad en el resto del Estado. A su juicio, la cuestión importante no es si una Catalunya con Estado propio sería o no viable económicamente, sino "si las oportunidades derivadas del cambio de estatus compensarían las contingencias".

Pertenencia a la UE

Valls ha considerado que hay que respetar la voluntad mayoritaria de los catalanes pero teniendo en cuenta los escenarios que se deriven de esta decisión, que ha destacado que en cualquier caso han de pasar por la pertenencia de Catalunya a la Unión Europea.

Las cámaras creen que los pequeños países pueden ser tan viables económicamente como los grandes siempre y cuando el grado de internacionalización e integración con otras economías sea proporcionalmente superior. El Consejo de Cámaras ha recalcado que, aunque los argumentos puedan ser legítimos, es necesario un proceso con garantías legales "de principio a fin", que dé lugar a un resultado que pueda ser reconocido por todas las instituciones.