Archivo de Público
Miércoles, 26 de Junio de 2013

Strauss-Kahn defiende el sistema financiero y niega que sea responsable de la crisis

"Es como culpar a la industria del automóvil de los muertos en carretera", dice en su primera intervención en el Parlamento francés tras dejar el FMI por un escándalo sexual

PÚBLICO/EFE ·26/06/2013 - 16:41h

Dominique Strauss Kahn no cree que la crisis económica que estalló en 2007 sea culpa del sistema financiero. Según el exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) "el sistema funciona mal, pero incriminar a las finanzas en el desastre económico [...] tiene la misma pertinencia que decir que la industria del automóvil tiene la culpa de los muertos en la carretera". De esta manera se ha despachado en una intervención en el Parlamento francés, la primera desde que dejara el organismo internacional por el escándalo sexual en el que se vio envuelto en un hotel de Nueva York.

Para Strauss Kahn, es evidente que "hay muchas disfunciones en nuestros sistemas y situaciones individuales que a veces son muy escandalosas", pero desde su punto de vista, "el comportamiento de los que lo utilizan es el verdadero problema". Con esto se refería a los gobiernos, que según él pueden tener "un discurso muy voluntarista [...] pero que en la realidad da pocos resultados, lo que hace que la crisis se perpetúe".

La intervención de Strauss-Kahn comenzó rodeada de una gran expectación y ha sido interpretada en los medios de comunicación franceses como una cierta "rehabilitación" del exministro, obligado a dejar el FMI por una denuncia por la presunta autoría de un asalto sexual, caso que fue archivado por la Justicia estadounidense. La Justicia francesa tramita actualmente otro caso en su contra por su presunta participación en una red de proxenetismo, aunque la Fiscalía de Lille, en el norte de Francia, ha pedido el sobreseimiento de la demanda contra él.

Antes de la intervención de Strauss-Kahn en el Senado, la portavoz del Gobierno francés, Najat Vallaud-Belkacem, declaró a la prensa que ella personalmente no habría ido a "buscar el testimonio" del exministro, de quien dijo que "ya no está en el ámbito político". Strauss-Kahn era un potencial candidato a la presidencia de Francia, carrera que se vio obligado a abandonar como consecuencia de los escándalos que rodearon su vida privada en 2011.

Su compañero de partido, François Hollande, fue finalmente candidato y llegó a la jefatura del Estado en 2012.