Archivo de Público
Martes, 25 de Junio de 2013

Un medio brasileño afirma que varios jugadores de La Roja se corrieron una juerga con mujeres

La Federación Española desmiente categóricamente la información del portal Globoesporte y la tacha de "calumnia"

PÚBLICO ·25/06/2013 - 08:08h

Hace unos días saltaba la noticia de que varios jugadores de la selección española que están en Brasil jugando la Copa Confederaciones habían sido víctimas de un robo. Según esa información, les habían sustraído hasta 1.000 euros de sus habitaciones en un hotel de la ciudad de Recife, donde España jugó el primer partido contra Uruguay. 

Ayer, días después del robo, el portal brasileño Globoesporte, web deportiva del poderoso e influyente grupo de comuniación O Globo, informaba de que varios jugadores de La Roja se corrieron una juerga en la que hubo "streap-poker, cervezas y caipirinha" la misma noche que les robaron. Globoesporte cita como fuente a algunos empleados del hotel, precisamente los que están en el punto de mira por el robo.

Según la versión de Globoesporte, los jugadores españoles contrataron a una banda de samba para celebrar la victoria sobre Uruguay. En la fiesta había varias mujeres. La banda tocó hasta la una de la madrugada y, siempre según el medio brasileño, fue entonces cuando cinco chicas se acercaron a la zona donde estaban las habitaciones de los jugadores. Cinco de ellos y un miembro del cuerpo técnico entraron con las chicas para jugar un partida de streap-poker. Fue al día siguiente cuando los jugadores se dieron cuenta de que faltaba el dinero. 

Globoesporte asegura que hay imágenes de la supuesta juerga. La Federación Española de Fútbol desmintió a través de un comunicado oficial la información y ratificó que efectivamente hubo seis jugadores de la seleccción que sufrieron un robo, algo que Globoesporte ha puesto en duda, quizá para dar más fuerza a su versión. 

La nota de prensa de la Federación Española de Fútbol dice lo siguiente: 

"La Real Federación Española de Fútbol niega rotundamente los hechos difundidos por un medio de comunicación brasileño y que atentan al buen nombre de la Selección española de fútbol y a la honorabilidad y profesionalidad de sus jugadores.

Seis de los jugadores de la Selección fueron objeto de un robo en el hotel de concentración en Recife durante el transcurso del encuentro España-Uruguay correspondiente a la Copa de Confederaciones. Ese hecho se denunció, oportunamente, a la policía brasileña.

Dicha denuncia no supone ataque alguno contra el comité organizador, ni contra la FIFA, ni mucho menos contra un país como Brasil, que ha acogido al equipo nacional español con los brazos abiertos. Tal circunstancia, podía haber ocurrido en cualquier lugar del mundo incluida España.

Con posterioridad, se han vertido una serie de calumnias sobre nuestros jugadores, que la RFEF rechaza en su totalidad y que repudia, profundamente, porque dañan el honor de sus jugadores y a sus familiares y amigos.

Este hecho, que no va a desestabilizar en modo alguno la actuación deportiva del equipo español, sí despierta la indignación de esta Real Federación por cuanto solo pretende hacer daño, gratuitamente, al buen nombre de los jugadores de la Selección española que han demostrado durante muchos años su buen hacer, profesionalidad y ejemplaridad."