Archivo de Público
Lunes, 24 de Junio de 2013

Messi paga 10 millones adicionales a Hacienda

Imputado por un presunto delito de fraude fiscal cometido entre 2007 y 2009, el futbolista se cura en salud ampliando su declaración de los ejercicios 2010 y 2011.

PÚBLICO/EP ·24/06/2013 - 11:14h

El futbolista argentino Leo Messi en el show de Dolce & Gabbana de la Semana de la Moda de Milan, el 22 de junio de 2013. EFE MATTEO BAZZI

Leo Messi ha presentado durante la pasada semana declaraciones complementarias de la Renta de los años 2010 y 2011, pagando 10 millones de euros adicionales a la Agencia Tributaria. Después de la imputación del astro del Barça por defraudar presuntamente 4,1 millones de euros entre 2007 y 2009, las declaraciones complementarias podrían indicar que Messi esté buscando un acuerdo con el erario público, o al menos resolver posibles problemas futuros con el fisco.

Mientras Hacienda no encuentre irregularidades en los años fiscales 2010 y 2011, el futbolista está en su derecho de presentar declaraciones complementarias -correcciones o ampliaciones de las declaraciones ya presentadas- exponiéndose al pago de posibles recargos. Según publica La Vanguardia, el jugador ha abonado los 10 millones de euros en impuestos correspondientes a sus derechos de imagen entre 2010 y 2011, mientras que las investigaciones de la Fiscalía de Delitos Económicos le investigan por haber defraudado presuntamente 4,1 millones -también en derechos de imagen- correspondientes a unos ingresos superiores a los 10 millones de euros.

La acción va dirigida contra Leo Messi y su pare, Horacio Messi, y en caso de confirmarse el presunto delito podría suponer una pena de uno a cinco años de cárcel, además de una multa que podría sextuplicar la cantidad defraudada, hasta los 24.6 millones de euros. A día de hoy, Hacienda solo ha abierto diligencias contra el jugador y su padre con respecto a los años 2007, 2008 y 2009, siendo inminente el cierre de la declaración de 2012 (30 de junio). Hasta la fecha, el azulgrana ha desmentido la posibilidad de un presunto fraude fiscal a través de un comunicado. "Siempre hemos atendido nuestras obligaciones tributarias siguiendo los consejos fiscales de nuestros asesores", dijo en un comunicado el futbolista, citado a declarar el 17 de septiembre.

Según la Fiscalía, la supuesta estrategia de Messi consistía en simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales --Belice y Uruguay-- y, paralelamente, formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicio con otras ubicadas en jurisdicciones de conveniencia, como Reino Unido y Suiza. De este modo, los ingresos del futbolista transitaban presuntamente desde estos países europeos hasta las sociedades ubicadas en los paraísos fiscales sin someterse prácticamente a tributación alguna en la Hacienda Pública, según el escrito del fiscal.

El padre de Messi,  ideólogo.

Para el fiscal, el padre del futbolista, Jorge Horacio Messi Pérez, es el presunto ideólogo de este fraude cuando el jugador era menor, ante las expectativas del elevado valor económico de la cesión de sus derechos de imagen.

Cuando Messi cumplió la mayoría de edad, la Fiscalía cree que consintió la táctica de su padre para defraudar a lo largo de 2006, 2007, 2008 y 2009 al FC Barcelona, Banco Sabadell, Danone, Adidas, Pepsi-Cola, Telefónica y Kuwait Food Company, entre otros, a sabiendas de que no pagaba ningún tipo de impuesto por la cesión y explotación de dichos derechos. De este modo, los ingresos netos obtenidos por Messi ascendieron a 2.558.771 euros en el ejercicio de 2007, 3.817.733 en 2008; y 3.798.181 euros en 2009.