Archivo de Público
Sábado, 22 de Junio de 2013

"El aborto no puede ser un derecho", insiste la diputada del PP que ligó la práctica a la falta de formación

Beatriz Escudero ha vuelto a afirmar, pese a haber sido refutada, que las mujeres sin formación interrumpen su embarazo hasta "seis veces más" que las que tienen estudios

PÚBLICO/EUROPA PRESS ·22/06/2013 - 18:20h

La diputada conservadora Beatriz Escudero. EFE

La diputada del PP que ligó la interrupción voluntaria del embarazo al analfabetismo al asegurar en el Congreso que "las mujeres que abortan son las que menos formación tienen" ha vuelto hoy a la carga. Pese a haber sido refutada por, entre otros, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano -que demostró, con los últimos datos oficiales, el error de la conservadora-, Beatriz Escudero ha vuelto a asegurar que las mujeres sin formación abortan "hasta seis veces más" que las que tienen estudios. 

"Guste o no guste, las mujeres que más abortan son las que menos formación tienen", repitió la parlamentaria segoviana poco antes de asistir en su ciudad al I Congreso Derecho a Vivir, informa Europa Press. Escudero también precisó que este año, en España, han interrumpido su gestación 450 niñas de entre 12 y 15 años. "¿Qué formación tienen si no han acabado Secundaria?", cuestionó.

En efecto, según las últimas estadísticas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en 2011 -último año del que existen datos registrados- 455 menores de 15 años interrumpieron su embarazo. No obstante, representan un porcentaje mínimo respecto al total de abortos de ese año: 118.359.

Aun así, la diputada del PP esgrimió otros argumentos para defender su postura: "El aborto no puede ser un derecho", sentenció. Asimismo, también manifestó que "las mujeres abortan por presiones", ya sean de tipo laboral -por miedo a perder el trabajo-, o bien familiar -por temor a no recibir respaldo de sus allegados-.

Escudero alegó que el número de abortos desde la ley de 2010 se ha incrementado "tremendamente", que España es el tercer país de Europa con más interrupciones practicadas en el último año y que en los 30 últimos años los casos se han elevado en un 50%, frente a la caída de este mismo porcentaje a nivel europeo. "Eso quiere decir que los Gobiernos anteriores no han fijado líneas de protección para la maternidad", declaró la parlamentaria ente los medios.

En este sentido, como ya hiciera el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, Escudero instó al Gobierno a destinar los fondos públicos a ofrecer formación y velar por la maternidad en vez de derivarlos a subvencionar el aborto y las clínicas "abortivas". "Tenemos la obligación de proteger la vida de todos, que es el primero de todos los derechos", aseveró.

Críticas y abucheos

A su llegada al Congreso, Escudero fue recibida por más de medio centenar de personas que, provistas de pancartas y silbatos, han reclamado el derecho a un aborto libre y gratuito, así como el derecho de la mujer a decidir y el fomento de la educación sexual para no tener que llegar en ciertos casos a la interrupción del embarazo.

Algunos de los manifestantes profirieron insultos a la diputada, entre ellos "corrupta" y "choriza". La diputada se ha mostrado dispuesta a dialogar con uno de ellos, a quien le ha invitado a escuchar a los ponentes en el encuentro para decidir y actuar después. "Pase dentro, escúchenos y luego opine", le pidió, al tiempo que le expresó su postura a favor del derecho a la vida, del nacido y del no nacido, y le ha recordado que ella también es madre y que cuando sintió que tenía que estar embarazada sabía "lo que llevaba dentro".

La segoviana, que insistió en que el aborto no puede ser un derecho y en que aquellas que interrumpen su embarazo lo hacen por presiones, le ha solicitado asimismo que respete sus ideas y que no le insulte, mientras que su interlocutor le reprochó que haga caso omiso a las peticiones de los ciudadanos.

En declaraciones posteriores a los medios, la política aseguró entender la crispación existente por la situación actual, en la que mucha gente "lo está pasando mal", si bien lamentó que existan quienes "no están sabiendo respetar la democracia". "Parece que el que más chilla tiene más razón, entiendo que protesten, pero sin insultos. Me molesta porque todos tenemos derecho a decir lo que opinamos. Con este tipo de presión no se consigue nada", ha recalcado.