Miércoles, 6 de Febrero de 2008

"Si vuelves, anulo todo", dijo Sarkozy a su ex mujer ocho días antes de la boda con Bruni

Le Nouvel Observateur ha recopilado una serie de "venganzas y provocaciones": Sarkozy regaló a Bruni el mismo anillo de pedida que muchos años atrás había ofrecido a Cécilia.

EFE ·06/02/2008 - 17:55h

EFE - El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su esposa, Carla Bruni, en Versalles el pasado domingo.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, envió un sms a su ex mujer Cécilia ocho días antes de su boda con Carla Bruni en el que se mostraba dispuesto a volver con ella, según reveló hoy la página de Internet de la revista Le Nouvel Observateur.

"Si vuelves, anulo todo", rezaba -según la revista que no revela como tuvo acceso a la información- el mensaje enviado con el teléfono móvil por Sarkozy a la mujer con la que estuvo casado hasta hace cuatro meses y que es madre de su hijo Louis.

El presidente no obtuvo respuesta y el pasado sábado contrajo matrimonio con la ex modelo y cantante Carla Bruni, poco más de dos meses después de haberla conocido.

"Venganza y provocaciones"

Le Nouvel Observateur ha recopilado otros episodios en la serie de lo que llama "venganzas y provocaciones" del jefe del Estado a su ex esposa.

Sarkozy regaló a Bruni el mismo anillo de pedida que muchos años atrás había ofrecido a Cécilia Ciganer-Albéniz, biznieta del compositor español Isaac Albéniz.

Una de las primeras apariciones en público de Sarkozy con Bruni tuvo como escenario la ciudad jordana de Petra, el mismo lugar al que Cécilia viajó por primera vez con su amante, el publicista Richard Attias.

Sarkozy puede ahondar más en esa actitud si lleva consigo a Bruni al viaje oficial que tiene previsto hacer la semana que viene a Guayana, el último lugar al que el presidente acudió de vacaciones con Cécilia.

Otro elemento relevante es que uno de los testigos de la boda de Sarkozy con Bruni fue la responsable de Comunicación de la firma de moda Prada, Mathilde Agostinelli, que fue una de las mejores amigas de Cécilia durante mucho tiempo.

Le Nouvel Observateur aseguró que Sarkozy no apareció muy feliz y más bien nervioso el día de su boda con Bruni, una ceremonia de la que no se han publicado imágenes.

Cécilia, que compartió la vida con Sarkozy durante 20 años, once de ellos de matrimonio, abandonó el Elíseo a los pocos meses de la victoria electoral de su marido.

En octubre pasado oficializaron su divorcio y, un mes más tarde, Sarkozy conoció a Bruni en casa del publicista Jacques Séguéla.

Antes, Cécilia había sido vista en compañía de Attias en el 2005, durante un periodo en el que había abandonado a su marido.

El matrimonio se reconcilió meses antes del inicio de la campaña electoral de las Presidenciales de abril-mayo de el 2007, que terminaron por llevar a Sarkozy al Elíseo.

Noticias Relacionadas