Archivo de Público
Miércoles, 19 de Junio de 2013

Más de 1.000 usuarios siguen sin luz en Vall d'Aran por las inundaciones

Alrededor de 300 personas han tenido que pasar la noche fuera de casa. Esta mañana no ha llovido, pero la previsión meteorológica anuncia precipitaciones para la tarde.

AGENCIAS ·19/06/2013 - 10:48h

Un total de 323 personas han pasado la noche fuera de sus hogares en la Vall d'Aran y el Pirineo de Lleida tras el aguacero registrado este martes, aunque el caudal de los ríos ha disminuido y los servicios de emergencia se centran hoy en restablecer totalmente los servicios básicos y la movilidad.

Según ha explicado la jefa del Servicio de Gestión de Emergencias de la Generalitat, Montse Font, la situación en el valle ha mejorado y con la disminución del caudal del Garona, se podrá valorar los daños en puentes, carreteras y viviendas una vez baje el nivel de agua. Respecto a la previsión meteorológica, ha explicado que no se prevé que durante la mañana llueva, pero que sí lo haga por la tarde, aunque no con la intensidad que lo hizo el martes.

Asimismo, ha explicado que ha mejorado el suministro de gas en Aran, ya sólo quedan cinco calles en Vielha sin él, y Endesa ha informado de que quedan unos 1.400 abonados sin luz, principalmente en Naut Aran y Vielha.

Cuatro carreteras siguen cortadas y el transporte escolar está suspendido

Un total de 323 personas han pasado la noche fuera de sus hogares en el Valle de Arán y el Pirineo de Lleida, de las poblaciones de Vielha, Bossòst, Arties, Llavorsí, Espot, La Pobla de Segur y Llers. Font ha explicado que continúan cuatro carreteras cortadas en el valle y que el transporte escolar se ha vuelto a suspender para este miércoles.

En la comarca del Pallars Sobirà, también afectada por las lluvias y los desbordamientos, hay 10 personas evacuadas en Llavorsí; en Spot hay nueve desalojados del cámping Bora de Parc; en Pont de Claverol se ha aconsejado a 25 personas que se trasladaran a casas de sus familiares en Pont de Suert; y en Lés hay 55 evacuados. Asimismo, en Llavorsí hay seis personas incomunicadas en el núcleo de Aidí, que se quedaron en sus casas por voluntad propia pero no corren peligro. Este núcleo está incomunicado después de que ayer quedara cortada la vía de acceso.

El servicio de emergencias del 112 ha recibido hasta el momento 75 llamadas referidas a 65 incidentes, la mayoría relacionados con inundaciones de bajos, pozos y averías. Protección Civil de la Generalitat mantiene la fase de Emergencia del Pla INUNCAT en el Vall d'Aran.

El catedrático de Ecologia de la Universitat de Barcelona, Narcís Prat, ha advertido hoy en declaraciones a la emisora Rac1 que "si Vielha deja el río como estaba, con esa canalización, las inundaciones se repetirán". "La presión urbanística ha provocado que haya muchas casas a los lados del río, se ha presionado mucho a la gente que hace informes de los ríos. Se asume el riesgo y después pasa lo que pasa. Era de esperar", ha afirmado. Prat ha explicado que los ríos canalizados tienen que tener un programa de mantenimiento y que alguien lo tiene que hacer: "Un río urbano tiene que tener un cierto protocolo", ha concluido.

Por otra parte, la Conferència Hidrogràfica de l'Ebre (CHE) ha defendido que una "limpieza ordinaria" del río no hubiera minimizado el impacto de las riadas en Aran. En declaraciones a Rac1, el presidente de la CHE, Javier de Pedro, ha advertido de que "la crecida de los ríos ha sido extraordinaria y no ha generado más daños por falta de limpieza". "En estos momentos se ponen a prueba los permisos urbanísticos. Siempre hay zonas inundables, pero hay que evitar las zonas de flujo preferente. Si prohibiésemos construir en zonas inundables, muchos pueblos de España estarían en situación incorrecta", ha sentenciado.