Archivo de Público
Lunes, 17 de Junio de 2013

La fiscal: "No tengo ninguna duda de que Bretón mató de la forma más cruel a sus hijos"

Arranca el juicio por el asesinato de los niños Ruth y José con el foco en los restos óseos hallados en Las Quemadillas

AGENCIAS / PÚBLICO ·17/06/2013 - 17:27h

La validez e importancia como prueba de los restos óseos hallados en la finca de "Las Quemadillas", nada más seleccionar a las nueves personas que conforman el jurado popular, ha centrado el debate de las partes en la primera jornada del juicio a José Bretón como presunto asesino de sus hijos Ruth y José en Córdoba, que desaparecieron el 8 de octubre de 2011 y nunca más se les volvió a ver. Bretón, primer sospechoso desde el principio de la desaparición de los niños y en pleno proceso de separación cuando sucedieron los hechos, siempre ha defendido que perdió de vista a los pequeños en el Parque Cruz Conde y que alguien les raptó.

La sesión ha comenzado sobre las 11.30 horas con la entrada de Bretón en la sala de vistas y con el jurado popular, compuesto por siete mujeres y dos hombres, ya conformado antes de que las partes expusieran sus diferentes escritos y alegatos. La primera en exponer sus posturas fue la fiscal del caso, María Ángeles Rojas, que ofreció un discurso muy duro contra Bretón. Se ha mostrado "convencida" de que Bretón "mató a sangre fría" a sus hijos y quedará "totalmente demostrado" durante el juicio, por lo que ha pedido a los miembros del jurado que estén "muy atentos" a su desarrollo. Y ha insistido en que no tiene "la más mínima duda", en base a todas las pruebas recogidas, que el acusado mató "de la forma más cruel posible" a sus hijos, Ruth y José, a quienes tenía bajo su custodia y los llevó a la finca familiar de Córdoba para "cometer el crimen" alejado de las miradas y "quemándolos" en dicha parcela. 

La fiscal, que tacha a Bretón de "monstruo" y "cruel asesino", pide 40 años de cárcelDurante su exposición, la fiscal se ha referido a Bretón como un hombre "malvado" y un "monstruo" que ha cometido un "cruel asesinato" y que ha creado una historia de "pura fantasía" y "cuentos" para evitar su responsabilidad, que será "fácilmente desmentida". En este sentido, la fiscal ha apuntado que durante el juicio se aportarán "pruebas, testimonios y datos suficientes" para demostrar la culpabilidad de Bretón, para quien pide 40 años de prisión al acusarlo de dos delitos de asesinato.

Asimismo, ha recordado que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dado "validez" a todas las pruebas presentadas, principalmente a los restos óseos. La fiscal ha considerado que la contradicción entre el informe de la primera perito que determinó que los restos eran de animales y el elaborado diez meses después por el experto forense Francisco Etxeberría, externo a la investigación, se debió a un "error humano" de la forense policial.

Por su parte, la abogada que ejerce la acusación particular, María del Reposo Carrero, ha pedido al jurado que "no se deje engañar por Bretón", ya que en ocasiones "parece una persona normal", aunque se trata de un "monstruo que ha sido capaz de matar a sus hijos". La letrada ha afirmado que, a su juicio, Bretón pensaba también acabar con la vida de Ruth Ortiz, madre de los menores, en el mismo lugar donde supuestamente mató a sus hijos, algo que "se podrá ver durante el juicio".

Carrero ha asegurado que todas las acusaciones contra Bretón "quedarán demostradas" y se podrá comprobar cómo el acusado es una persona "capaz de atemorizar a sus hijos obligándoles a hacer lo que él quisiera". La letrada ha manifestado que el "verdadero juicio" comenzará el próximo 3 de julio con la declaración de Etxeberría, quien logró que "se dejase de buscar a los menores en la finca al certificar que los huesos eran de los pequeños".

La defensa sólo ve "suposiciones"

Por su lado, el letrado defensor, José María Sánchez de Puerta, ha incidido en que las "graves acusaciones" que pesan sobre Bretón se basan en "suposiciones", por lo que tratará de demostrar "la inocencia" de su defendido, para el que pedirá la libre absolución. Sánchez de Puerta ha asegurado que ha visto a Bretón "llorar muchas veces" y hablar de sus hijos "en presente y jamás en pasado", mientras que ha defendido que "no es tan malo como aquí se está diciendo".

El letrado ha insistido en que tratará de demostrar que la cadena de custodia de los restos óseos fue quebrada y, por tanto, dicha prueba no debe ser válida, si bien el magistrado presidente de la sala ha recordado sobre este punto que esta cuestión ya ha sido despejada por el TSJA. Finalmente, Sánchez de Puerta ha pedido al jurado que se centre en los testimonios y pruebas que se expongan durante el juicio, ya que considera que Bretón "ya ha sido crucificado y condenado" antes de comenzar las sesiones.