Archivo de Público
Lunes, 17 de Junio de 2013

El Gobierno turco amenaza con recurrir al Ejército mientras la Policía carga en de nuevo Ankara

La Policía ha comenzado a cargar contra los sindicalistas que protestaban en la capital durante la huelga general. El viceprimer ministro, Büllent Arinç asegura que, si Policía y Gendarmería  no son suficientes, utilizarán a las fuerzas armadas para poner fin a las "protestas ilegales".

PÚBLICO/AGENCIAS ·17/06/2013 - 13:26h

La respuesta del gobierno de Erdogan no se ha hecho esperar demasiado en esta jornada de huelga convocada por varias uniones sindicales  tras el desalojo por la fuerza de la emblemática plaza Taksim y el parque Gezi de Estambul.

Efectivos antidisturbios de la Policía han cargado empleando cañones de agua contra aproximadamente un millar de sindicalistas que habían cortado una de las principales avenidas de la capital turca, Ankara, en el marco de la huelga general convocada para este lunes por cinco sindicato.

Los manifestantes avanzaban en columna hacia el barrio de Kizilay, en el centro de la ciudad, cuando la Policía intervino, ha relatado un corresponsal de Reuters.

"Los que estáis en la calle debéis dejar de bloquearla. La Policía hará uso de la fuerza", advirtieron los policías a través de megáfonos mientras se posicionaban las camionetas con cañones de agua antes de la intervención.

Cinco sindicatos turcos --la Confederación de Sindicatos Revolucionarios de Turquía (DISK), la Confederación de Sindicatos del Sector Público (KESK), el Sindicato de Médicos Turcos (TTB), el Sindicato de las Cámaras de Ingenieros y Arquitectos Turcos (TMMOB) y el Sindicato de Dentistas Turcos (TDHB)-- habían convocado para este lunes una huelga general en protesta por el desalojo del parque Gezi.

El Gobierno amenaza con sacar al Ejército a la calle

"Está la Policía y si no es bastante, la Gendarmería. Y si no basta, las Fuerzas Armadas", dice el viceprimer ministro turco  "Lo que se requiere de nosotros es acabar con las protestas que sean ilegales. Está la Policía y si no es bastante la Gendarmería. Y si no basta, las Fuerzas Armadas. La ley nos da esa autoridad", anunció el viceprimer ministro, Büllent Arinç en una entrevista televisada, recogida por el diario Hürriyet.

El Gobierno plantea así la posibilidad de sacar a las calles al Ejército si las protestas no cesan, dejando patente, por un lado, su firme postura de continuar con la represión y, por otro, su temor a que esta protesta acabe por desestabilizar la posición de Erdogan.

En sus declaraciones a la televisión A Haber, Arinç defendió la actuación policial, criticada fuera y dentro de Turquía por su excesivo uso de la fuerza, dijo que los agentes ejercerán toda la autoridad que se le ha sido conferida y recalcó que quienes los critican son responsables de actos de vandalismo.

Además, aseguró que la oleada de protestas que comenzó hace tres semanas para defender el parque Gezi de Estambul se ha vuelto ilegal y que las manifestaciones serán disueltas y se iniciarán procesos judiciales contra sus responsables.

"Creo que las inocentes manifestaciones que empezaron hace 20 días han terminado completamente", dijo en relación a la ocupación del parque Gezi por miles de personas para evitar su reurbanización.

La huelga también es "ilegal"

"Pedimos a los obreros que no participen en las manifestaciones o asumirán las consecuencias", amenazó el ministro del Interior La misma línea de Arinç sigue el ministro del interior, Muammer Guler, quien ha advertido de que ninguna de las manifestaciones convocadas por los sindicatos está autorizada, por lo que ha instado a no secundar estas convocatorias.

"Ninguno de los cinco sindicatos han pedido autorización, así que ¿cómo vamos a permitir ninguna de sus manifestaciones?", ha afirmado Guler en declaraciones recogidas por la agencia de noticias estatal turca, Anatolia.

En ese sentido, ha pedido a los trabajadores que no acudan a las concentraciones. "Pedimos a los obreros y demás trabajadores que no participen en las manifestaciones o, de lo contrario, asuman las consecuencias", ha amenazado.