Archivo de Público
Lunes, 17 de Junio de 2013

"Pensamos que nos iban a matar, nos abrazamos y rezamos el Padre Nuestro"

Los dos españoles secuestrados en Colombia han regresado a España después de ser rescatados. A su llegada han relatado la experiencia de su cautiverio, que les "marcó psicológicamente".

EFE/E.P ·17/06/2013 - 12:20h

María Concepción Marlaska y Ángel Sánchez, que han permanecido secuestrados durante casi un mes en Colombia, han llegado al aeropuerto de Madrid-Barajas poco después de las 10.30 horas procedentes de Bogotá.

Allí han sido recibidos por sus familiares y por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco González, antes de viajar a Avilés, de donde ambos proceden, para retomar su vida tras la trágica experiencia.

A su llegada, ambos han concedido una rueda de prensa donde han relatado cómo fue su cautiverio. Según han revelado, en varias ocasiones pensaron que les iban a asesinar y les "machacaron psicológicamente".

"Nos abrazamos y rezamos el Padre Nuestro"

El más gráfico ha sido él al describir el momento más duro, cuando con las manos atadas y los ojos vendados les hicieron bajarse de un coche en mitad del desierto y ponerse de rodillas. Según Sánchez, ahí tenían la convicción de que les iban a asestar un disparo en la cabeza, por lo que llorando se abrazaron y comenzaron a rezar en alto el Padre Nuestro.

Pese a la satisfacción y el agradecimiento a las Fuerzas de Seguridad, aún presentaban signos tras casi un mes de cautiverio. En concreto, a Sánchez se le apreciaba una herida en la cabeza que, según ha relatado, se la produjeron con un fuerte golpe en el momento del atraco.