Archivo de Público
Domingo, 16 de Junio de 2013

Hollande admite que Francia "está atrasada"

El presidente galo reconoce que su país se encuentra en un "momento crucial" ante unas reformas económicas cuyos resultados "tardan en llegar"

EFE ·16/06/2013 - 22:08h

- EFE - El presidente de Francia, François Hollande.

El presidente de Francia, François Hollande, ha admitido este domingo que su país "está atrasado" y en un "momento crucial", en un entorno mundial que cambia "a una velocidad muy rápida" y consideró que su misión es "hacerle avanzar". En una entrevista en el canal de televisión M6 destinada a explicar las medidas económicas durante el año que lleva al frente del país, Hollande admitió que los resultados de las reformas "tardan en llegar".

Pero aseguró que su misión como presidente de la República es la de "dar valor a nuestros activos" y declaró: "nunca se habían lanzado tantas acciones estructurales como desde hace un año". "No he esperado a tomar medidas", se defendió el presidente francés, que aunque en las últimas semanas ha recuperado algo de popularidad entre sus conciudadanos, ha alcanzado mínimos históricos de aceptación tan solo un año después de su elección. "No es el ritmo de las reformas lo que es lento, sino su aplicación", indicó Hollande al principio de la entrevista.

El presidente francés aludió también a la necesidad de seguir políticas de estímulo del crecimiento en la Unión Europea (UE) y se presentó como impulsor de ellas entre sus socios: "fue difícil el apoyo de todos ellos", reconoció. Y admitió que las medidas de estímulo "están tardando en aplicarse", por lo que dijo que propondrá a sus socios comunitarios en el próximo Consejo Europeo de los días 27 y 28 de junio una valoración del ritmo de su aplicación para decidir en consecuencia qué hacer.

Rechazó que Alemania haya sido un obstáculo para dotar a la UE de políticas de crecimiento y aseguró que la canciller alemana, Angela Merkel, "lo aceptó porque es consciente del problema". Denunció las políticas de austeridad que han tenido que aplicar países como España y Portugal y dijo que "no se puede poner a esos países de rodillas". Unos países, dijo "que nos piden que hablemos por ellos" ante las instituciones comunitarias, aseguró el presidente galo.

Hollande se refirió además a uno de los aspectos que más preocupan a los franceses, según los sondeos más recientes, la bajada del poder adquisitivo, y dijo que la forma de combatirla es "reduciendo el desempleo". Con unas previsiones de paro del 10,7% para 2013 según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el desempleo lleva casi dos años aumentando mes tras mes en Francia y se ha convertido en una de las causas de mayor inquietud entre los ciudadanos galos. Hollande mantuvo que la curva del paro "bajará", como prometió en campaña electoral, "porque es un desafío mayor para el país" y aseguró que eso se logrará en 2014.