Archivo de Público
Lunes, 17 de Junio de 2013

Comienza el juicio a José Bretón por la desaparición de sus hijos

El caso ha tenido desde el principio una amplia repercusión mediática y para cubrir el juicio hay más de 100 periodistas acreditados de un total de 35 medios

EUROPA PRESS ·17/06/2013 - 07:34h

José Bretón se sienta desde este lunes en el banquillo de los acusados. -EFE

El magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba, Pedro Vela, preside desde este lunes el jurado, una vez constituido, que se encargará del juicio a José Bretón, acusado de dos delitos de asesinato con alevosía y la agravante de parentesco supuestamente cometidos contra sus hijos, Ruth y José, el 8 de octubre de 2011 en una finca familiar ubicada en las afueras de la capital cordobesa, hechos por los que permanece interno en el Centro Penitenciario de Alcolea desde el 21 de octubre de 2011 y la Fiscalía y la acusación particular, ejercida por la madre de los niños, Ruth Ortiz, le piden 40 años de prisión.

En concreto, el juicio empieza este lunes después de cerca de dos años desde que ocurrieron los hechos, si bien este primer día está reservado para la elección del jurado, por lo que las declaraciones y, por ende, el inicio real de la vista oral, que se prevé que se prolongue cerca de un mes con más de cien testigos y peritos, no se inicia hasta el martes, con la comparecencia de Bretón.

Se prevé que la vista oral se prolongue cerca de un mes con más de cien testigos y peritos

En relación con el jurado, 12 de las 36 personas sorteadas presentaron excusas a finales de mayo para no acudir a esta cita, aunque la elección de los mismos no se produce hasta este lunes, según precisaron fuentes judiciales, que detallaron que se descartó a tres de las 36 personas, dos de ellas por tener más de 65 años de edad y otra por fallecimiento.

Una vez constituido, tendrá lugar, ya en audiencia pública, una breve exposición de las partes para instruir al jurado y en la que estará presente José Bretón, según ha informado recientemente su abogado, José María Sánchez de Puerta, quien ha detallado que su defendido afronta el juicio "tranquilo y deseando que empiece" para contestar a las preguntas de todas las partes.

Mientras, desde este mismo lunes se darán cita en la Audiencia Provincial, donde se celebra el juicio en la mayor sala de vistas, los más de cien periodistas acreditados de un total de 35 medios que han seguido el caso, que ha tenido desde el principio una amplia repercusión mediática.

En cuanto al dispositivo especial, la Consejería de Justicia e Interior de la Junta, que destina 12.000 euros, ha establecido el control de accesos y otras cuestiones en materia de seguridad de forma coordinada con la Audiencia Provincial, la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local.

La falta de ADN, principal obstáculo para culpar a Bretón

La imposibilidad de extraer ADN de los huesos humanos hallados en la hoguera que José Bretón hizo en la finca de "Las Quemadillas" el día que denunció la desaparición de sus hijos es el principal obstáculo para demostrar que mató a Ruth y José. Debido al estado en que quedaron los restos óseos, calcinados y muy deteriorados, expertos biólogos no han podido extraer ADN de las piezas, lo que hubiese significado una prueba definitiva para determinar la culpabilidad de Bretón.

El juez entiende que Bretón ideó un plan para matar a sus hijos cuando su mujer Ruth decidió divorciarseEste aspecto será una de las líneas principales de defensa de letrado José María Sánchez de Puerta, quien en la última visita a Bretón para preparar el juicio que comienza este lunes reconocía que el caso será "duro y difícil". Uno de los aspectos que deben quedar claros durante el juicio será confirmar con total seguridad que los restos óseos son humanos y pertenecen a Ruth y José, los dos niños de 6 y 2 años que desaparecieron el 8 de octubre de 2011 en Córdoba.

La forense que realizó el primer análisis determinó con seguridad que eran de origen animal, lo que hizo que la investigación se estancase. Los agentes policiales se mostraban convencidos de que Bretón llevó a sus hijos a la finca de "Las Quemadillas" y que nunca salieron de allí. Esta hipótesis hizo que durante cerca de diez meses la finca familiar de los Bretón fuera objeto de innumerables registros y excavaciones para tratar de encontrar, sin éxito, algún rastro de los menores. 

Fue entonces, en los últimos días de agosto de 2012, cuando el prestigioso antropólogo forense Francisco Etxeberria fue consultado por la familia materna de los menores y determinó, con un simple análisis superficial de varias fotografías, que los restos eran de humanos inmaduros.

Con el informe ya exhaustivo del experto y una vez analizados los restos con detalle, el juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Lainz, elaboró un minucioso auto de procesamiento contra Bretón, al que imputa dos delitos de asesinato. El juez entiende que Bretón ideó un plan para acabar con la vida de sus hijos en el momento en el que su mujer, Ruth Ortiz, decidió acabar con su relación matrimonial.