Archivo de Público
Sábado, 15 de Junio de 2013

Rajoy la toma ahora con los bancos para que den crédito: "Hagan un esfuerzo"

El presidente del Gobierno pide al BCE que se comporte como un verdadero banco central y reprocha a los ciudadanos que en el pasado pidieran créditos "hasta para bodas y bautizos".

PÚBLICO / AGENCIAS ·15/06/2013 - 16:31h

Rajoy, acompañado por Cospedal (d) y Sánchez-Camacho (i), esta mañana en el acto del PP en Tarragona. EFE

Esta semana, el presidente del Gobierno la ha tomado con los bancos y hoy sábado, en un acto del PP en Tarragona, no se ha desviado ni un ápice de su discurso del martes, cuando presentó la ley de Emprendedores en La Moncloa ante medio centenar de pequeños y medianos empresarios: el Gobierno va a dar "la batalla por el crédito", así que aquellos que lo están dando "sigan haciéndolo" y los "más reacios" a prestar dinero "hagan un esfuerzo" y déjenlo.

Mariano Rajoy, durante su intervención en el acto del partido sobre empresa y crédito, celebrado en la nave industrial de Calditec (Tarragona),  ha asegurado que su principal objetivo es ahora que vuelva a fluir el crédito, sin el cual, ni se crean empresas ni se genera empleo, ha reflexionado.

El jefe del Ejecutivo lleva una semana lanzando mensajes a los bancos, especialmente a los que han recibido ayudas públicas, para que hagan fluir un crédito que impide a las pymes aflorar y desarrollarse. Rajoy ha recordado que el ICO ha puesto a disposición de autónomos y empresas 22.000 millones de euros y ha pedido a los bancos que los hagan llegar a los ciudadanos, incluso, superando esa cifra si es necesario, porque el plan del Instituto no está funcionando como al Ejecutivo le gustaría y había previsto, ha reconocido el orador.

Necesidad de préstamos baratos

El BCE ha sido otro de los amonestados por el presidente, que le ha pedido un papel más activo en la que debe ser una estrategia conjunta para que fluya el crédito. Así, entre las tareas de su Gobierno está "dar la batalla en Europa" para que el BCE actúe como el resto de bancos centrales (citando a la Reserva Federal Americana y a los bancos centrales de Inglaterra o Japón) y conceda préstamos baratos a las entidades financieras para que éstas puedan hacer lo propio con pymes.

Durante su intervención, Rajoy también ha tenido reproches para los ciudadanos que han pedido créditos para todo, hasta para "bodas y bautizos", ha dicho, durante un periodo de excesos al que el Ejecutivo pretende poner fin.

El presidente del Gobierno ha informado de que en menos de dos semanas, estará aprobada definitivamente la ley de Emprendedores -esta semana no se ha podido cerrar finalmente por complicaciones entre los ministerios implicados-, la cual incluirá mecanismos de financiación para las pymes alternativos a los créditos bancarios. Por ejemplo, que varias pymes se agrupen e impulsen bonos para financiarse; que se creen cédulas de internacionalización de empresas, o se fomente la inversión de los bussines angels, a los que se ofrecería desgravaciones fiscales del 20% del IRPF por inversiones de hasta 20.000 euros en pymes.

Rajoy, acompañado de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha cerrado su discurso en Catalunya como acostumbra a hacerlo desde hace semanas: apelando a los brotes verdes cuya aparición defiende el Ejecutivo. "Aún quedan momentos difíciles, pero hay luz ya en el final del camino que estamos recorriendo -ha asegurado el presidente a su auditorio-. Ahora lo que toca es perseverar, no desanimarse y dar la batalla aquí por el crédito y las reformas, y en Europa por el sentido común, la integración europea y la liquidez".