Archivo de Público
Viernes, 14 de Junio de 2013

Madrid, Roma, Berlín y París acuerdan por tercera vez destinar 6.000 millones contra el paro juvenil

De aquí a un año se celebrarán las elecciones europeas y si no damos un cambio de rumbo corremos el peligro de que los ciudadanos nos regalen el Parlamento más euroescéptico de la historia", alertó el primer ministro italiano, Enrico Letta

EFE ·14/06/2013 - 17:02h

Los ministros de Economía y Empleo de España, Francia, Alemania e Italia, tras su reunión en Roma, han vuelto a decidir, por tercera vez, que la Unión Europea (UE) destine 6.000 millones de euros para combatir el paro juvenil. El fondo con ese dinero se creó el pasado mes de febrero y serviría como garantía para que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) proporcione créditos a las pequeñas y medianas empresas que contraten a menores de 25 años. 

Antes de la reunión, el primer ministro italiano, Enrico Letta, advirtió de que si no se ataja a tiempo el problema del paro juvenil, los partidos tradicionales lo pagarán caro en las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán en mayo del año que viene. "No nos queda más tiempo, tenemos que actuar inmediatamente. De aquí a un año se celebrarán las elecciones europeas y si no damos un cambio de rumbo corremos el peligro de que los ciudadanos nos regalen el Parlamento más euroescéptico de la historia", dijo.

"Si no damos un cambio de rumbo corremos el peligro de que los ciudadanos nos regalen el Parlamento más euroescéptico de la historia" Durante el almuerzo Letta insistió, según fuentes del Ejecutivo italiano, en la necesidad de que las medidas que se pongan encima de la mesa en el Consejo Europeo del 27 y 28 de junio medidas "concretas" para fomentar el empleo entre los jóvenes. Tras el encuentro ministerial, los cuatro países han subrayado la importancia de reactivar el flujo de financiación a las pymes utilizando instrumentos como la posibilidad para éstas de emitir "mini-bonos", obligaciones con características especiales garantizadas por el Estado, o usar también los recursos del BEI.

Letta, que no participa en la sesión de trabajo de los ministros, mostró su satisfacción porque se haya podido celebrar esta reunión con este "formato", es decir "empleo y finanzas" y afirmó que este encuentro "debe ser el corazón de la Europa que responde a la crisis".

En el encuentro participaron lo ministros italianos de Economía, Fabrizio Saccomanni, y de Empleo, Enrico Giovannini; los españoles, Luis De Guindos y Fátima Báñez; el ministro de Trabajo, Empleo y Diálogo Social francés, Michel Sapin, y el titular de Finanzas, Pierre Moscovici; y por Alemania la responsable de Trabajo y Asuntos Sociales, Ursula Von der Layen, y su colega de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

El titular de Economía italiano hizo hincapié, además, en la necesidad de dar "señales fuertes" para confirmar "el compromiso" de los países en el ámbito de la "consolidación fiscal y el saneamiento de las finanzas públicas", dos aspectos que, según señaló, son condiciones necesarias para permitir un "crecimiento sostenible".

Giovannini, por su parte, ilustró los aspectos abordados durante el encuentro referentes al empleo y explicó que entre los temas puestos sobre la mesa estuvieron la necesidad de cooperación en los ámbitos de formación y los servicios de empleo, ya sea en una "óptica nacional como supranacional".

Destacó, además, la importancia de mejorar el intercambio de información y de experiencias entre los países en lo que se refiere a los servicios de empleo y manifestó que en la reunión se trató la idea del "Erasmus for all".

Subrayó que para lograr a creación de empleo es necesaria "una mejora" de la asociación "entre público y privado, ya que un compromiso así de fuerte ni puede ser realizado únicamente por el sector público".

"Hay que movilizar a las fuerzas privadas para que vayan en esa dirección", afirmó Giovannini, quien exhortó además a aprovechar la oportunidad de interacción con el nuevo ciclo de fondos estructurales, que partirá en 2014 para aumentar la coherencia, entre el Fondo de empleo juvenil y los fondos estructurales".