Miércoles, 6 de Febrero de 2008

Gasol simbolizó el triunfo y los Celtics la derrota

EFE ·06/02/2008 - 08:34h

EFE - El jugador español de los Lakers de Los Angeles Pau Gasol (i) trata de sobrepasar la marca de Malik Allen (d), de los Nets de Nueva Jersey, durante el partido de la NBA jugado en el Izod Center de East Rutherford, Nueva Jersey (EEUU).

El ala-pívot español Pau Gasol brilló de una manera particular en su debut para los Lakers de Los Angeles y mandó el mensaje de que será un jugador clave que puede llevar al equipo a ser protagonista en la lucha por el título.

El otro lado de la moneda lo representaron los líderes de liga, los Celtics de Boston, que no pudieron ampliar su racha triunfal y se tuvieron que conformar con la derrota.

El protagonismo de Gasol, vistiendo su nuevo uniforme morado y dorado con el número 16, y la prácticamente nula aportación del escolta Kobe Bryant, dejó claro que los Lakers no deberán preocuparse más cuando su estrella no se encuentre en su mejor forma.

Gasol aportó 24 puntos para llevar a los Lakers a un triunfo por 105-90 ante los Nets de Nueva York, en su debut con el equipo angelino.

Además de haber brillado con 24 puntos y 12 rebotes para su primer doble-doble con los Lakers y el décimo noveno en la campaña, el español, hizo historia en el equipo.

Los 24 puntos que consiguió empataron la quinta mejor puntuación en la historia de la franquicia para un jugador en su debut.

De esta manera Gasol forma parte de jugadores de la calidad de Kareem Abdul-Jabbar, que anotó 27 en su primer partido para los Lakers; Magic Johnson, con 26; Stu Lantz, 26; Elgin Baylor 25, y empató con Cazzie Russell, con 24 tantos.

El jugador español fue adquirido el pasado viernes en un acuerdo de los Lakers con los Grizzlies de Memphis, que sorprendió incluso al mismo Gasol y ha dejado sorprendida a toda la NBA por el cambio de poder que se ha dado con su llegado al equipo angelino.

Este fue el primer partido de Gasol desde el pasado 28 de enero, al sufrir una inflamación en la espalda que le obligó a ser baja en tres de los cuatro últimos encuentros que disputó su ex equipo de los Grizzlies.

Aunque el pasado domingo fue presentado oficialmente, en Washington, los Lakers decidieron no sacarlo a jugar contra el equipo local de los Wizards.

Inmediatamente los Lakers se convirtieron en uno de los equipos de la Conferencia Oeste favoritos para llegar a la final de la liga.

El triunfo fue el tercero seguido de los Lakers, que dejan su marca en 31-16 y se mantienen segundos en la División Pacífico.

El equipo de Los Angeles se hizo de la victoria a pesar de que su escolta estelar, Bryant, aportó sólo seis puntos.

Pero ante la baja producción de Bryant, los Lakers tuvieron como mejor respuesta a su nueva adquisición, el español Gasol, que jugó 36 minutos y encestó 10 de 15 tiros de campo, y estuvo perfecto en los de personal con 4 de 4, y entregó cuatro asistencias.

El veterano Derek Fisher con 28 puntos, incluidos cuatro triples, fue el líder encestador de los Lakers, mientras que el alero Lamar Odom logró un doble-doble con 14 tantos y 15 rebotes.

Pero si Gasol representó la cara del triunfo en la jornada de la NBA, los Celtics, líderes de la liga, fueron los grandes derrotados.

El alero LeBron James aportó 33 puntos y casi logró triple-doble al llevar a los Cavaliers de Cleveland a un triunfo por 114-113 sobre los Celtics.

James además entregó 12 asistencias y logró nueve rebotes en 43 minutos para los Cavaliers (27-20), que consiguieron su segunda victoria en lo que va de la temporada sobre los Celtics, a quienes habían vencido en tiempo de prórroga el pasado 27 de noviembre.

Los Cavaliers consiguieron su segundo triunfo consecutivo y permanecen como segundos en la División Central, mientras que los Celtics (36-9) vieron rota su racha de dos triunfos consecutivos y siguen líderes de la División Atlántico.

Los Spurs de San Antonio hicieron valer su condición de campeones y en su línea de juego práctico y efectivo, pero sobre todo con una gran defensa, consiguieron un triunfo por 116-89 ante los Pacers de Indiana.

El alero Tim Duncan dirigió el ataque con 19 puntos y 15 rebotes para llevar a los Spurs (30-16) a sumar dos victorias consecutivas para mantenerse en el tercer lugar de la División Suroeste.

Esta vez los Spurs tuvieron un fuerte apoyo de su dupla argentina conformada por el escolta argentino Manú Ginóbili, que fue el tercer mejor aportador con 15 tantos y siete asistencias, y su compatriota, el pívot Fabricio Oberto, que colaboró con 10 tantos en 24 minutos de acción.

El protagonismo de los Spurs agravó la crisis de juego de los Pacers (19-30), que son cuartos en la División Central y sumaron siete derrotas seguidas.

En una mala noche para los Wizards, vieron como no sólo perdía el partido por 96-101 ante los Sixers de Filadelfia sino que también sufrían la baja por lesión del alero Caron Butler.

El alero Andre Iguodala aportó 20 puntos y los Sixers rompieron una racha de dos derrotas consecutivas para ser cuartos en la División Atlántico, mientras que los Wizards (24-23), siguen segundos en la División Sureste, después de sumar su cuarta derrota seguida.

Butler tuvo que abandonar el campo al sufrir un golpe en la cadera izquierda que le impidió seguir jugando después de aportar ocho puntos con nueve asistencias.