Archivo de Público
Lunes, 10 de Junio de 2013

Toxo insiste en que no está a favor de reformar las pensiones pese al voto de su representante en el comité

Remite a los periodistas a un comunicado del viernes en el que se decía que el informe "no recoge la postura de CCOO" y asegura que el acuerdo alcanzado con el PSOE en 2011 es el adecuado

PÚBLICO ·10/06/2013 - 12:31h

Ignacio Fernández Toxo ha insistido este lunes en que CCOO no es favorable a reformar el sistema de pensiones pese a que su representante en el comité de expertos organizado por el Gobierno, Miguel Ángel García, votara a favor del informe, según se conoció el pasado viernes. Para el secretario general del sindicato, quien reconoció que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ya les ha remitido el texto completo, "no creemos necesario abordar en este momento, por muy dura que sea la coyuntura, una reforma que modifique la estructura de la Seguridad Social".

Toxo recalcó que su postura es la que el viernes hizo pública en una nota el sindicato, "el informe no recoge la postura de CCOO ni nos sentimos vinculados en absoluto al mismo"."Hemos hecho una primera lectura, es un informe a demanda del Gobierno, por lo que sería conveniente que aclarase su opinión [...] En 2011 llegamos a un acuerdo con otros actores [ con el Gobierno del PSOE] que está ya trasladado a la ley de la Seguridad Social y que tiene apenas seis meses de vida. Ese acuerdo contiene los elementos de reforma adecuados para dar sostenibilidad a nuestro sistema de la Seguridad Social en el futuro", añadió durante una rueda de prensa para presentar las movilizaciones que la Confederación Europea de Sindicatos tiene previstas antes de la cumbre en Bruselas de finales de mes.

"Ahora bien, desde 2011 se ha producido una situación de deterioro en nuestro país principalmente por el empleo y en particular, en cuanto a calidad y cantidad, lo que afecta evidentemente a la Seguridad Social. Hay un desfase entre ingresos y gastos que ha llevado a tirar dos veces ya del fondo de reserva. La aceleración de la destrucción de empleo que provoca la reforma laboral y el debilitamiento de las bases de cotizaciones que supone el deterioro de los salarios de la gente que trabaja, dificultan que cuadren los ingresos", recordó Toxo para quien el Gobierno debería pensar más en "una mejora de los ingresos que podría tener varias vías: subida de las cotizaciones, o que de los impuestos generales se incorporen nuevas partidas que fortalezcan los ingresos para esta etapa que estamos afrontando".

Aumentar ingresos

En todo caso, insistió, "hay un aspecto del informe que debería llevar a una reflexión más de fondo. Además de que la decisión debe ser política, gastamos casi cuatro puntos menos que la media de la UE en pensiones. España debe avanzar en la convergencia en ingresos para poder mantener en el futuro el gasto en la Seguridad Social".

El viernes, García, representante de CCOO en el comité de expertos, dio su voto favorable a la reforma del sistema de pensiones que proponen los consultores convocados por el Gobierno. Un voto que aplicó de forma muy particular: propuso que la entrada en vigor de los dos componentes del factor de sostenibilidad no se ponga en marcha hasta 2019, ya que según él, hasta esa fecha hay margen en el Fondo de Reserva (la hucha de las pensiones) y que hay que dar más tiempo a la sociedad para asimilar los cambios.

Por su parte, Cándido Méndez, secretario general de UGT ─cuyo representante sí que voto en contra del informe─ insistió en la idea de que lo esencial de la reforma está en acuerdo alcanzado con Zapatero en 2011por lo que "la ley vigente ya recoge los problemas estructurales sobre las pensiones".

Báñez dice que habrá consenso

Mientras los dos sindicatos recuerdan al Gobierno que para ellos ─comité de expertos a parte─ la reforma que vale es la de 2011, la ministra Báñez ya da por hecho que va a haber debate y decisiones sobre el informe del comité. Y que habrá decisiones, según ella, con el mayor consenso posible. Algo que, teniendo en cuenta la oposición frontal de la mayor parte de grupos parlamentarios, parece una ilusión más que algo realizable. "Quiero mandar un mensaje de tranquilidad a la sociedad española porque ahora se inicia el debate político y social. Estoy segura de que desde la responsabilidad y el compromiso de todos los grupos políticos y de los agentes sociales vamos a buscar el mayor de los consensos para seguir preservando un sistema de pensiones seguro y sostenible en el medio y largo plazo", dijo.

Báñez aseguró que "ahora es tiempo del debate y del consenso político y social" para que la Seguridad Social continúe siendo "un gran proyecto de pacto social". La ministra calificó el factor de sostenibilidad de las pensiones como una forma de "recontar céntimo a céntimo" los ingresos con los que el sistema cuenta en cada momento y distribuirlos de acuerdo a reglas "fijas, predecibles y transparentes".