Miércoles, 6 de Febrero de 2008

Los dos niños hospitalizados y su madre presentan además heridas de arma blanca

EFE ·06/02/2008 - 12:11h

EFE - Miembros de la policía y de emergencias junto a la entrada a la vivienda en la que dos niños han resultado muertos y otros dos han tenido que ser hospitalizados por una ingesta de medicamentos al parecer suministrados por su madre en su domicilio de la localidad navarra de Mutilva Alta.

Los dos niños hospitalizados hoy en el Hospital Virgen del Camino de Pamplona presuntamente intoxicados por su madre presentan además, al igual que ella, diversas heridas por arma blanca aunque no reviste peligro el estado de ninguno de ellos.

Según el parte médico facilitado a primeras horas de la tarde por el jefe de pediatría del Hospital Virgen del Camino, ambos niños, de 12 y 14 años, ingresaron en Urgencias del centro a las 10:15 y las 10:45 horas, respectivamente.

Los dos presentaban cortes superficiales por arma blanca en el cuello, aunque uno de los pequeños precisó puntos de sutura en una incisión de unos 8 centímetros de longitud, y se encontraban conscientes.

El menor de ellos estaba además somnoliento, tenía una "midriasis pupilar discreta", aunque reaccionaba a la luz, presentaba lesiones eran por arma blanca y una intoxicación por benzodiacepina, un psicotropo tranquilizante.

Su hermano mayor se encontraba al llegar a Urgencias consciente, agitado, con pupilas ligeramente dilatadas y reactivas a la luz, con una discreta confusión en el lenguaje y en la percepción visual y, como el anterior, el origen de las lesiones se determina que es un arma blanca y benzodiacepina.

En ambos casos su pronóstico es leve salvo complicaciones y están siendo atendidos por el equipo pediátrico y el servicio de psiquiatría, que también se ocupa de otros familiares.

La madre, por su parte, de 40 años, está ingresada desde las 10:36 horas en el Hospital de Navarra a cuyas Urgencias llegó en una UVI móvil.

La mujer había sido encontrada en el garaje de su domicilio, tumbada en una hamaca cerca del tubo de escape de su coche y la primera evaluación médica en la propia vivienda reflejaba un estado neurológico estable.

Trasladada al centro hospitalario el examen indica que hemodinámicamente está estable, su nivel de consciencia es normal, neurológicamente se encuentra dentro de la normalidad y también presenta lesiones superficiales en el cuello, muñeca izquierda y región supraumbilical que en todos los casos afectan sólo a la piel.