Archivo de Público
Domingo, 9 de Junio de 2013

Vettel impone su ley a Alonso

El asturiano protagoniza una gran remontada en el Gran Premio de Canadá: queda segundo tras salir en sexta posición. Vettel, sin embargo, estuvo intratable toda la carrera y amplía su ventaja en el Mundial.

EUROPA PRESS ·09/06/2013 - 21:49h

CHRIS WATTIE / REUTERS - Alonso, Vettel y Hamilton, los tres primeros en Canadá, se riegan con champán tras el final de la carrera.

El piloto alemán de la escudería Red Bull, Sebastian Vettel, venció este domingo en el Gran Premio de Canadá, séptima prueba puntuable del Mundial celebrada en el circuito Gilles Villeneuve de Montreal. El alemán se impuso al español de Ferrari Fernando Alonso, que escaló de la sexta a la segunda plaza y a Lewis Hamilton (Mercedes), que fue tercero.

Vettel dominó una carrera que disputó con el asfalto seco, en contraposición a la calificación del sábado, que fue sobre agua. Situación que no incomodó al actual campeón del mundo que dominó desde que se apagó el semáforo rojo hasta la bandera a cuadros. El de Red Bull mostró así su dominio este fin de semana en una carrera que recordó a muchas de sus victorias de los últimos tres años.

Con estos resultados, Vettel lidera el Mundial con 132 puntos y aumenta su ventaja en el mundial a 36 puntos sobre el segundo clasificado, Fernando alonso, ya que el español adelanta a Kimi Raikkonen (Lotus) debido a la discreta novena posición que firmó el finlandés merced a una estrategia de carrera a una parada que resultó equivocada y ahora está tercero con 87 puntos.

Esta victoria de Vettel en Montreal es la tercera del curso —después de las logradas en Malasia y Bahrein— y la vigésima novena de su carrera. Una victoria que le sirve para aumentar su ventaja al frente del Mundial y, al mismo tiempo, lo afianza en la sexta plaza de la lista histórica de triunfos, en la que está a dos de igualar al inglés Nigel Mansell.

Alonso arrancó desde la sexta plaza y remontó hasta la segunda, dejando en el camino al inglés Lewis Hamilton (Mercedes) o a Mark Webber. Fue lo máximo que pudo sacar el asturiano de una carrera en la que Vettel se mostró intratable. Pese a todo, el doble campeón mundial asturiano festejó su podio 90 en la Fórmula-1, el trigésimo séptimo desde que pilota para Ferrari.

Vettel salió bien —desde la 'pole—, al igual que su paisano Nico Rosberg (Mercedes) —quinto hoy— y el australiano Mark Webber (Red Bull) —cuarto—, que adelantaron al finlandés Valtteri Bottas (Williams), sorprenente tercero en la calificación, y se colocaron por detrás de Hamilton, que había arrancado desde la primera línea. Bottas acabó decimocuarto, tras fastidiar los primeros compases de la prueba de Alonso, que no lo pasó hasta el final del primer giro.

Fue una carrera en la que la mayoría salió con compuesto superblando y los primeros cuatro clasificados fueron a dos paradas. Con la variante de Paul di Resta (Force India), que salió con el medio y protagonizó, entrando una sola vez en garaje, la gran remontada del día: el escocés arrancó decimoséptimo y avanzó diez plazas, concluyendo justo detrás del francés Jean-Eric Vergne, sexto con un Toro Rosso. Y por delante del brasileño Felipe Massa, el compañero de Alonso, que, tras accidentarse el sábado en la Q2, ascendió del decimosexto al octavo.

Vettel —que paró en la 17 y en la 49 de las setenta vueltas que se dieron al circuito de la isla artificial de Notre Dame, bañada por el río San Lorenzo—, lidera ahora con 132 puntos, 36 más que Alonso, que entró en talleres en la 17 y en la 48, repitiendo medio. Y desbancó de la segunda plaza general al finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), tercero, con 88 puntos —a 44— tras acabar noveno en la pista de Quebec, en la que se conformó con igualar el récord de 24 carreras seguidas puntuando del alemán Michael Schumacher.