Sábado, 6 de Octubre de 2007

Loeb se mantiene líder tras la segunda jornada y Sordo aguanta justo detrás

El actual líder de la general, Marcus Gronholm (Ford), que se impuso en el último tramo del día, se mantiene tercero a más de cuarenta segundos de Loeb.

EFE ·06/10/2007 - 17:29h

Sebatien Loeb, durante la segunda jornada del Rally de Cataluña. AFP

El piloto francés Sébastien Loeb (Citroen) se mantiene como líder provisional del Rally de Cataluña al término de la segunda jornada, mientras que el piloto español y su compañero de equipo, Dani Sordo, es segundo a casi trece segundos del galo.


El vigente campeón del mundo aventaja en 12.9 segundos a Sordo y en 43.6 segundos al finlandés de BT Ford, Marcus Grönholm, líder del mundial y principal rival del francés en la lucha por el título. Los cuatro tramos de la etapa de hoy (en total, ocho especiales, con dos pasos por cada tramo cronometrado) no han servido para alterar la clasificación, que parece estar sentenciada desde el final de la primera jornada.

Pese a que Grönholm ha logrado hoy hacer cuatro 'scratch' (Loeb y Sordo han hecho dos cada uno), el piloto nórdico sólo ha podido arañar siete segundos al líder de Citroën (ayer estaba a 50.6), por lo que, salvo avería o accidente en la última etapa, los tres ocuparán mañana las plazas del podio en el mismo orden que han finalizado las dos primeras.

De hecho, nada hace pensar que no será así. Dani Sordo tiene órdenes de equipo de no superar a su jefe de filas, que necesita recortar los diez puntos de ventaja (90 a 80) que Grönholm le lleva en el Mundial, y Mikko Hirvonen, cuarto clasificado, tampoco puede bajar del podio a su compañero de BP Ford, que se está jugando el título con Loeb.

Por su parte, Grönholm sabe que los C4 son superiores en asfalto a su Focus y que un error a estas alturas de la temporada por intentar escalar al segundo puesto de la clasificación (medio minuto le separan del español) sería nefasto para sus intereses.

La estrategia de unos y otros ha provocado que en la segunda etapa nadie arriesgara más de lo necesario sobre un piso resbaladizo en algunos tramos y bastante sucio de grava en otros. Ni Vilaplana, ni Margalef-La Palma d'Ebre, ni la Serra d'Almos, ni el nuevo tramo de Coll del Grau han servido de escenario para que hoy se viera una nueva batalla entre los principales pilotos.

Las diferencias entre los favoritos han sido mínimas en cada especial y no ha habido ni un solo cambio en los diez primeros puestos de la general. Ante este panorama, tal vez uno de los que más ha disfrutado en esta jornada ha sido el español Xevi Pons, descabalgado a la novena plaza y sin opciones de progresión por culpa de unos problemas de frenos, primero, una calada de motor, después, y una avería en los limpiaparabrisas al final de la etapa de ayer.

Sin ninguna presión y con el único propósito de ir preparando el Rally de Córcega, el catalán ha pilotado mucho mejor que en esa aciaga primera jornada y las prestaciones de su Subaru también le han acompañado. Así, Pons siempre ha estado peleando con los pilotos de arriba y apunto ha estado de obtener su recompensa con un 'scratch' en el último tramo de la etapa, que Grönholm le ha arrebatado por 7 décimas.