Archivo de Público
Viernes, 7 de Junio de 2013

Alonso, el más rápido en los libres de Canadá

El asturiano acabó 12 milésimas por delante del inglés Hamilton. Grosjean y Webber marcaron el tercer y el cuarto tiempo

EFE ·07/06/2013 - 21:54h

Alonso, durante la jornada de este viernes en Montreal. REUTERS/Chris Wattie

El español Fernando Alonso (Ferrari), doble campeón del mundo de Fórmula Uno, fue el más rápido este viernes en la jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Canadá, la séptima prueba del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa en Montreal.

Alonso, que había sido cuarto en la primera sesión, marcó el mejor tiempo del día en la segunda, en la que se mejoraron claramente los cronos matinales, al cubrir -con el compuesto superblando- los 4.361 metros del circuito Gilles Villeneuve en un minuto, catorce segundos y 818 milésimas, doce menos que el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que fue segundo.

El francés Romain Grosjean (Lotus), a 265 milésimas, y el australiano Mark Webber (Red Bull), a 394, marcaron el tercer y el cuarto tiempo del día, respectivamente.

El brasileño Felipe Massa, compañero de Alonso en Ferrari, fue sexto, por detrás del alemán Nico Rosberg (Mercedes) -ganador del último Gran Premio, el de Mónaco- y por delante de su compatriota Sebastian Vettel (Red Bull), que lidera el Mundial con 107 puntos, 21 más que el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus) -undécimo hoy- y con 29 sobre Alonso.

El mexicano Sergio Pérez (McLaren), que el año pasado acabó tercero en Canadá, no pudo superar a su compañero Jenson Button -noveno- y, tras dar 39 vueltas, logró el duodécimo crono de la jornada: un minuto, quince segundos y 661 milésimas. Su compatriota Esteban Gutiérrez (Sauber), que repitió 45 veces el trazado, fue decimoséptimo, al parar el cronómetro en un minuto, 16 segundos y 475 milésimas.

El venezolano Pastor Maldonado (Williams), que en la sesión matinal fue penúltimo y acabó accidentado -sin mayores consecuencias-, concluyó la jornada con el decimocuarto tiempo (1:16.319), tras dar, en el segundo acto, 46 vueltas a la pista construida en la isla artificial de Notre Dame, bañada por las aguas del río San Lorenzo.