Archivo de Público
Viernes, 7 de Junio de 2013

Rajoy y Rubalcaba intensifican sus conversaciones para lograr el pacto

La vicepresidenta admite que ya no queda "mucho tiempo" para negociar la posición común de cara al Consejo Europeo. El Gobierno quiere sumar a otros partidos al acuerdo una vez conseguido el apoyo socialista.

ANA PARDO DE VERA ·07/06/2013 - 16:13h

La vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros de Economía y de Competitividad, Luis de Guindos y de Defensa, Pedro Morenés, durante la rueda de prensa. EFE

El presidente del Gobierno y el secretario general del PSOE han mantenido varias conversaciones desde que Mariano Rajoy aceptó el ofrecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba para llevar una posición común al Consejo Europeo del 27 y 28 de junio. Así lo ha confirmado la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, asegurando -más allá de la interlocución Rajoy-Rubalcaba- que, puesto que no queda "mucho tiempo, se han inciado conversaciones para poder ponernos de acuerdo" y que la incluyen a ella misma y a la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, según informaron fuentes del Ejecutivo hace días.

Sobre el contenido de las conversaciones y el momento concreto o sobre un encuentro del presidente y el líder socialista, en cambio, la portavoz del Gobierno no ha querido concretar nada -ni fecha ni lugar (podría ser en La Moncloa o en el Congreso de los Diputados)-, por lo que ha vuelto a dejar abierta la posibilidad de que la de Rajoy y Rubalcaba sea una cita privada, que sólo trascienda a la opinión pública cuando se haya producido y el texto acordado entre ambos interlocutores pase al Parlamento para ser trasladado al resto de fuerzas políticas y tratar de ganar apoyos antes de ratificarlo en las Cortes.

En este sentido, Sáenz de Santamaría sí ha explicitado el interés del Gobierno por que haya más grupos parlamentarios que secunden el pacto PP-PSOE y que los intereses de España ganen fuerza de cara a Bruselas. Fuentes conservadoras, sin embargo, no ocultan la dificultad de lograr apoyos más allá del socialista y, en el mejor de los casos, de los nacionalistas de CiU, PNV o Coalición Canaria (CC), aunque garantizan que se intentará lograr un pacto de máximos y, en su caso, sin precedentes.