Sábado, 6 de Octubre de 2007

Mallorca dispondrá de una oficina unificada para tramitar las ayudas por la tormenta

EFE ·06/10/2007 - 19:03h

EFE - El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos (d), y el presidente del Govern, Francesc Antich (c), durante la rueda de prensa que ofrecieron tras visitar esta mañana algunas de las zonas más afectadas por la tormenta sufrida en la isla. EFE

Todas las administraciones públicas crearán una "oficina conjunta" en Mallorca para la tramitación de ayudas a empresas, instituciones y familias afectadas por la fuerte tormenta que afectó el pasado jueves a la isla, según anunció hoy en Palma el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos.

El ministro explicitó el "compromiso" del Gobierno de "apoyar la recuperación de la vida normal de todo el mundo lo más rápido posible" tras visitar esta mañana en la capital balear las principales zonas afectadas por la "espectacular" tormenta, según declaró Clos a los periodistas.

Tanto el Gobierno, como el Ejecutivo balear, el Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Palma quieren, explicó el ministro, que la tramitación de estas ayudas sea "lo más eficaz y lo menos burocrática posible" para que las subvenciones lleguen cuanto antes a los afectados, cuyo número está aún por determinar.

Clos vio de primera mano los severos destrozos que la tormenta causó en la zona de Son Tugores, el polígono de Can Valero y la piscina municipal de Son Moix, cuyo gran frontal de cristal fue destrozado, mientras que parte de la techumbre cayó en el recinto de baño.

"Afortunadamente", las 2.000 personas que había en el recinto deportivo pudieron refugiarse en los sótanos, destacó aliviado el ministro, que se reunió esta mañana en la sede del Govern balear en Palma con el presidente autonómico, Francesc Antich, el delegado del Gobierno, Ramón Socías, la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, y la alcaldesa de Palma, Aina Calvo.

Gracias a la creación de esta oficina conjunta, las personas, instituciones y organismos damnificados podrán aportar datos sobre la cuantía de las pérdidas y, seguidamente, se podrá hacer una estimación del montante económico que aportarán las administraciones públicas.

Clos se refirió a las subvenciones de urgencia aprobadas ayer por el Consejo de Ministros para atender a los damnificados por las inundaciones producidas por tormentas, lluvias, granizo y viento en numerosos municipios de Andalucía, Extremadura y Baleares.

El Decreto aprobado prevé la concesión de las siguientes ayudas: 15.120 euros por destrucción total de vivienda; 10.320 por daños en la estructura de la vivienda; 5.160 euros por daños no estructurales en la vivienda y 2.580 euros por daños en enseres.

Asimismo contempla 18.800 euros por muerte o incapacidad absoluta y permanente; 8.000 euros por daños en elementos comunes de una comunidad de propietarios y también 8.000 euros por daños en establecimientos mercantiles.

Preguntado por la posibilidad de que se otorgue a Palma la declaración de "zona catastrófica", Clos dijo que primero es necesario hacer una "valoración objetiva" de daños, y apostilló que el Gobierno dará "todo el apoyo" que establece la legislación.

El presidente Antich destacó la "reacción tan rápida" del Gobierno de España ante la situación vivida en la isla y manifestó la necesidad de "aunar al máximo nuestras energías para dar el mejor servicio a los ciudadanos" en un "momento crítico como éste".

Mientras tanto, en la jornada de hoy los bomberos de Mallorca y de Palma continúan con sus trabajos de desescombro, talado de árboles y retirada de todo tipo de objetos, como letreros o vayas, susceptibles de caerse.

Por lo que se refiere a los heridos, en Son Dureta sigue en estado crítico el vigilante de las obras de Son Espases, mientras que continúa grave un niño de siete años que resultó herido al caer un cartel publicitario sobre el coche que conducía su madre.