Archivo de Público
Jueves, 6 de Junio de 2013

La extrema derecha, responsable de la agresión a un joven en París

Clément, un estudiante de 19 años, recibió una paliza de tres cabezas rapadas y se encuentra ingresado en estado de muerte cerebral

EFE ·06/06/2013 - 10:20h

El estudiante de 19 años se encontraba esta mañana en estado de muerte cerebral en el hospital de La Pitié Salpêtrière a causa de los golpes recibidos.

El ministro francés del Interior, Manuel Valls, señaló hoy a la extrema derecha como la responsable de la agresión mortal que sufrió ayer por la tarde en el centro de París un joven estudiante, conocido por su militancia en la extrema izquierda. Clément, estudiante de 19 años del centro de Sciences Po de París, se encontraba esta mañana en estado de muerte cerebral en el hospital de La Pitié Salpêtrière a causa de los golpes recibidos. El joven, junto con otros amigos, participaron en un altercado con tres cabezas rapadas que empezó en el interior de una tienda de un centro comercial.

En un comunicado, Valls afirmó que la pelea se produjo "muy probablemente por razones de orden político" y que "un militante de extrema derecha fue golpeado muy violentamente por varios cabezas rapadas". El ministro manifestó su voluntad de que los autores de "esos hechos intolerables" sean arrestados lo más pronto posible, y reafirmó su "total determinación a erradicar esa violencia que lleva la marca de la extrema derecha y pone gravemente en peligro nuestro pacto republicano".

Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional (FN), de extrema derecha, declaró hoy que su partido "no tiene nada que ver con la horrible" agresión de ayer, en una entrevista a la emisora de radio "RTL". También se desvinculó de los hechos un grupúsculo de extrema derecha Juventud Nacionalista Revolucionaria (JNR) al que, según activistas de izquierda, pertenecían los agresores del joven Clément.

Un dirigente de la JNR indicó hoy a la emisora France Info, que quienes golpearon al activista de extrema izquierda "no son miembros" de su asociación, pero los exoneró de responsabilidad en el altercado. Aseguró que "los agresores son los militantes de extrema izquierda" y que los otros, que llevaban el pelo un poco más corto de lo normal y cazadoras de cuero, "tuvieron que defenderse".