Archivo de Público
Miércoles, 5 de Junio de 2013

Otegi será juzgado por el caso de las herriko tabernas 11 años después

La Audiencia Nacional ha fijado para el próximo 17 de octubre el juicio contra el dirigente abertzale y otros 39 acusados, que se enfrentan a penas de entre 8 y 10 años.

EUROPA PRESS ·05/06/2013 - 16:24h

Arnaldo Otegi y el secretario general del sindicato abertzale LAB, Rafa Díez Usabiaga, en una foto de archivo. EFE

Arnaldo Otegi y otros 39 acusados serán juzgados el próximo 17 de octubre, así lo ha fijado la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Los acusados, entre ellos Arnaldo Otegi, Joseba Permarch y Rufino Etxebarria, serán juzgados por participar en la presunta subordinación de Batasuna a la banda terrorista ETA y su financiación a través de las denominadas herriko tabernas. Los 40 acusados se enfrentan a penas de entre 8 y 12 años por delitos de pertenencia o colaboración con banda armada. La causa se sigue, además, contra 110 'herriko tabernas' declaradas responsables civiles subsidiarias.

La vista oral se iniciará más de 11 años después de su comienzo tras la detención, en abril de 2002, de 11 personas acusadas de desarrollar un plan de financiación ideado por ETA a través de los locales conocidos como herriko tabernas. El juez Baltasar Garzón decretó el embargo de 75 de estos establecimientos y su administración judicial.

El juicio se iniciará con la declaración de Joseba Álvarez. El tribunal ha reservado hasta el 18 de noviembre para llevar a cabo esta parte de la testifical. Otegi se enfrentará al interrogatorio este último día. A continuación, prestarán declaración los representantes de las herrikos, cuyo elevado número alargará el desarrollo de la vista hasta mediados de febrero de 2014.

En su escrito de conclusiones provisionales, presentado en abril de 2010, el fiscal, que pide la máxima pena para Otegui, insistía en que desde 1978 y hasta que Batasuna fuera ilegalizada en marzo de 2003, su "simbiosis" con ETA fue "absoluta". Las diferentes estructuras del denominado Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MNVL), afirmaba, ejecutaron durante esos años y en distintos frentes "una actividad complementaria de apoyo, soporte y cobertura a las estrategias y fines de la organización terrorista, sin las que no hubiera sido posible la subsistencia de ésta".

El juez Garzón concluyó el sumario 35/02 el 1 de abril de 2008, tras seis años de investigación que buscaban desentrañar los medios de financiación de Batasuna. El juicio comenzará cinco años después. El magistrado justificó el procesamiento de todos los dirigentes de la formación en la tesis de que Batasuna no sólo forma parte de la organización terrorista ETA como brazo político, "sino como una estructura más del complejo político-violento diseñado para conseguir una finalidad concreta a través de la subversión y la alteración de la paz pública, la autodeterminación de la denominada Euskal Herria".