Archivo de Público
Miércoles, 5 de Junio de 2013

El Parlamento suizo bloquea el acuerdo con EEUU que quiebra el secreto bancario

El partido ultraderechista UDC, mayoritario en la Cámara, y el Partido Socialista rechazan de plano el convenio

EFE ·05/06/2013 - 14:29h

El Parlamento de Suiza ha paralizado el acuerdo fiscal con EEUU que tenía previsto aprobar este miércoles y que supone abrir una grieta en el tradicional secreto bancario del país. Los partidos políticos helvéticos han decidido  posponer el debate sobre la votación de una ley urgente que aprueba el convenio fiscal  hasta que no tengan más información al respecto.

El partido ultraderechista UDC, mayoritario en la Cámara, y el Partido Socialista rechazan de plano el acuerdo, mientras el resto de partidos de la derecha moderada, quieren más información antes de aprobarlo.

El Gobierno de Berna aceptó la semana pasada las exigencias de Washington de regularizar el espinoso asuntos de los haberes estadounidenses no declarados depositados en bancos suizos. La ley urgente debe permitir a los bancos suizos que hayan promovido el fraude fiscal que cooperen con la justicia estadounidense sin infringir la ley helvética. "Es una oferta unilateral que no pudimos negociar, o la aceptábamos o la rechazábamos", se justificó la ministra de Finanzas suiza, Eveline Widmer-Schlumpf, al presentar el acuerdo a la prensa.

El acuerdo es opcional para los bancos, que decidirán si lo aceptan o no, y que deberán enfrentar solos el pago de las eventuales multas que les sean impuestas, sin aportación alguna del Estado helvético. Además, según el acuerdo, los bancos deberán transmitir a la justicia estadounidense los nombres de los empleados que trataron con los clientes concernidos, incluidos abogados e intermediarios. No obstante, el acuerdo no permite la transmisión de datos de los clientes ni informaciones sobre sus cuentas. La transmisión se hará únicamente en el marco de una solicitud administrativa que se basa en una convención en vigor contra las dobles imposiciones.

EEUU amenaza a los bancos helvéticos con una multa de 8.000 millones por haber ocultado fondos de unos 10.000 ciudadanos

El Gobierno suizo entiende que el acuerdo permitirá a los bancos arreglar el pasado y "comenzar de cero". El problema principal para los partidos helvéticos es que Estados Unidos se niega a revelar el contenido de los acuerdos individuales con los bancos hasta que el acuerdo marco esté aprobado por las dos cámaras legislativas suizas.

El acuerdo pasa ahora a manos de las comisiones del Parlamento que exigen más datos antes de actuar, lo que pone en entredicho la decisión del Gobierno de aprobar el texto de forma urgente en junio para que pueda entrar en vigor el 1 de julio.

Según los expertos, sobre los bancos helvéticos pesa la amenaza de una multa récord de unos 8.000 millones de euros, que deberían pagar al fisco estadounidense por haber albergado durante años fondos no declarados de unos 10.000 ciudadanos de ese país. Actualmente, en Estados Unidos está en marcha un proceso judicial contra una docena de bancos suizos acusados de haber ayudado al fraude fiscal y que se enfrentan a la suspensión o incluso a la pérdida de su licencia para operar en territorio estadounidense. Entre ellos están Credit Suisse, Julius Bär, los bancos cantonales de Basilea y Zúrich, la filial suiza de HSBC, y las filiales suizas de tres bancos israelíes, Hapoalim, Mizrahi-Tefahot Bank y Bank Leumi.

El Gobierno argumenta que el acuerdo pondría poner fin a un conflicto que ya dura cuatro años, y además aprobarlo urge porque otros bancos podrían ser procesados en breve por la justicia estadounidense.