Archivo de Público
Miércoles, 5 de Junio de 2013

Mas critica que el "Estado subsidiado" pague dos pagas extras y Catalunya una

El presidente de la Generalitat critica que a los 200.000 empleados públicos de la "Catalunya productiva" se le haya restado una paga

EFE ·05/06/2013 - 13:21h

E.P. - El president de la Generalitat catalana, Artur Mas.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha criticado hoy que en el Estado español "subvencionado y subsidiado" se mantengan las dos pagas extras a los funcionarios cuando la "Catalunya productiva", por "coraje" del Govern, ha abonado sólo una, restando así una paga a sus 200.000 empleados públicos. "Tenemos el coraje, por un lado, y la obligación, por otro, de dejar de pagar una extra" a los funcionarios "cuando en el resto del Estado, incluso en la Administración central, pagan las dos", ha subrayado Mas en el Parlament, antes de preguntarse: ¿No basta ya de que la Catalunya productiva tenga que pagar una sola extra y el Estado subsidiado y subvencionado pueda pagar dos?"

Así ha respondido Mas en el Parlament a la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, en la sesión de control al presidente catalán, en la que los líderes catalanes no han interpelado al president sobre la dimisión del director de Servicios Penitenciarios de la Generalitat, Xavier Martorell, por su presunta vinculación con casos de espionaje político. La sesión de control se ha centrado, entre otros aspectos, en la situación del mercado laboral, el funcionariado, los viajes de Mas al extranjero -tras su visita esta semana a París-, el proceso de la consulta soberanista y el acuerdo de legislatura entre CiU y ERC.

Sobre el mercado laboral, Sánchez-Camacho ha afirmado que "Catalunya ha reducido el número de parados en el último mes a pesar del Govern". Sánchez-Camacho ha criticado el acuerdo de gobernabilidad entre CiU y ERC, que Mas ve "correcto" a pesar de que no permite aprobar los presupuestos de la Generalitat: "¿Correcto para quién? ¿Para los catalanes que no tienen presupuestos y ven como su Govern está absolutamente paralizado?" El presidente catalán ha hecho un balance "correcto" del pacto de legislatura con ERC, mientras que con el Gobierno central la relación es "incorrecta".

Los catalanes, "rehenes"

El otro debate agrio de la sesión de control la han protagonizado Mas y el presidente de Ciutadans (C's), Albert Rivera, en donde el líder de Ciutadans ha pedido al president que deje que los catalanes sean "rehenes" por su inacción gubernamental tras un "fracaso personal" que no le permite, ha dicho, presentar unos presupuestos, mientras hace el "ridículo con viajecitos" como el de París. "Presente una moción de censura en el Parlament si considera que debo dejar el cargo y seguramente hará el ridículo", ha replicado Mas, que ha reprochado a Rivera que practique la "demagogia y un populismo del más barato del mundo".

El líder del PSC, Pere Navarro, ha criticado por su parte que el gobierno catalán no haya aprobado "ni una sola ley" en seis meses y sea incapaz de llevar los presupuestos del 2013 al Parlament, a lo que Mas le ha respondido citando al expresidente catalán socialista, Pasqual Maragall, que decía: "Pocas leyes y de calidad". Navarro ha reprochado a Mas que "no hable suficiente" con el Estado y le ha instado a pactar la consulta, como en Escocia, dejando de lado planteamientos al estilo Kosovo (declaración unilateral de independencia), a lo que el presidente catalán le ha dado la "bienvenida al club" porque su ejecutivo, ha dicho, apuesta por esta opción.

Más conciliador se ha mostrado el presidente de ERC, Oriol Junquera, quien ha dedicado su intervención a pedirle a Mas que acelerar el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, en el que deben preparar la consulta los partidos favorables al proceso, las instituciones y las entidades culturales, sociales y económicas que quieran.