Archivo de Público
Martes, 4 de Junio de 2013

Un equipo de la ONU cree que se emplearon armas químicas en Siria

Expertos alemanes descartan la zona de exclusión aérea y el suministro de armas a los rebeldes y apuestan por una solución negociada precedida de un alto el fuego

AGENCIAS ·04/06/2013 - 17:55h

Refugiados sirios esperan para recibir ayuda en el campo de Al Zaatri, en Mafraq. -REUTERS

Investigadores de derechos humanos de Naciones Unidas dijeron el martes que tenían "bases razonables" para creer que se habían utilizado cantidades limitadas de armas químicas en Siria.

En su último informe, indicaron que habían recibido acusaciones de que fuerzas gubernamentales sirias y rebeldes habían empleado armas prohibidas, y que la mayoría de los testimonios se referían a su uso por parte de las fuerzas estatales, lo que confirmaría las acusaciones que han realizado mutuamenet el Gobierno y sus opositores de haber utilizado este tipo de armas.

"Hay bases razonables para creer que se emplearon cantidades limitadas de químicos tóxicos. No ha sido posible, con las pruebas disponibles, determinar los agentes químicos concretos empleados, los sistemas que emplearon o el perpetrador", dijo Paulo Pinheiro, que preside la comisión de investigación de la ONU, en rueda de prensa en Ginebra. La comisión examinó cuatro supuestos ataques tóxicos en marzo y abril pero no pudo determinar cuál de las partes los llevó a cabo. "Los testigos que hemos entrevistado incluyen víctimas, refugiados que han huido a algunas zonas, y personal médico", dijo Pinheiro, declinando ser más específico por razones de confidencialidad.

"Los testigos que hemos entrevistado incluyen víctimas, refugiados y personal médico" El equipo, compuesto por más de 20 investigadores, llevó a cabo 430 entrevistas del 15 de enero al 15 de mayo entre refugiados de países vecinos y a través de Skype con personas que aún están en Siria. Vitit Muntarbhorn, uno de sus miembros, dijo que el equipo había cotejado los testimonios sobre el uso de armas químicas y visto videos, incluso en YouTube. Pero los resultados siguen siendo indefinidos y es vital que otro equipo de expertos designado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reciba finalmente acceso total a Siria para poder recopilar muestras de las víctimas y de las zonas de los supuestos ataques, indicó la comisión.

En cualquier caso, las atrocidades cometidas con armas convencionales superan ampliamente a las víctimas por el uso de agentes químicos, dijo Pinheiro, descartando un ataque tóxico a gran escala. En el mismo sentido se ha expresado el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, que tiene la certeza de que en Siria se ha usado gas sarín "en varias ocasiones y de manera localizada", pero no precisó ni el lugar ni los responsables de su utilización. Es "inaceptable que los culpables de esos crímenes puedan gozar de inmunidad", añadió.

"Nuevos niveles de brutalidad"

"El conflicto en Siria ha alcanzado nuevos niveles de brutalidad", indica el informe de 29 páginas. "Los crímenes de guerra, delitos contra la humanidad y las brutales violaciones a los derechos humanos continúan", agrega. "Las violaciones documentadas son consistentes y extendidas, evidencia de una política concreta implementada por los líderes del Ejército y el Gobierno de Siria", indicaron los expertos en su quinto informe en los 26 meses que lleva el conflicto, en el cual murieron más de 80.000 personas. Las fuerzas del Gobierno y las milicias aliadas han cometido asesinatos, torturas, violaciones y otros actos inhumanos, señala el informe.

"Los crímenes de guerra, delitos contra la humanidad y las brutales violaciones a los derechos humanos continúan" En las últimas dos semanas, las fuerzas del Gobierno sirio han sitiado la ciudad fronteriza de Qusair, donde agencias indican que cientos de heridos y otros civiles están atrapados en condiciones nefastas. Los rebeldes sirios y milicias extranjeras aliadas han asesinado a civiles y capturado soldados, en un creciente conflicto sectario, añade el informe. "Continúan poniendo en peligro a la población civil apuntando a objetivos militares en zonas civiles", indica el texto.

No obstante, los crímenes por parte de los insurgentes -incluidos asesinatos, torturas y toma de rehenes- no alcanzan la intensidad y magnitud de los cometidos por las fuerzas del Gobierno y milicias aliadas de Asad. Al menos 17 masacres fueron perpetradas en el período bajo revisión, lo que eleva a 30 el total desde septiembre, según el informe.

Armar a los bandos sirios puede llevar la guerra a otros países

Los mayores institutos de estudios de la paz alemanes advirtieron hoy que armar a cualquiera de los dos bandos de la guerra siria puede favorecer la extensión del conflicto a otros países vecinos y abogan por una solución negociada.

"El peligro de que la guerra se extienda como la pólvora por la región, puede hacer reflexionar a los poderes que desde fuera apoyan", argumentan estos cuatro centros de estudios en su Informe sobre la Paz 2013. El documento analiza las distintas opciones sobre la mesa -"no hay solución fácil"- para atajar el conflicto (no acción, intervención internacional, zona de exclusión aérea, suministros de armas), las descarta por sus repercusiones.

La propuesta de los centros de estudios alemanes indica que la negociación debe ir precedida por un alto el fuego Las perspectivas para una negociación "no son buenas", reconoce el informe, pero los actores exteriores involucrados y afectados -Rusia, Irán, Turquía, Jordania, Líbano, EEUU, UE,...- podrían presionar a los contendientes porque una escalada del conflicto va en contra de sus intereses. La propuesta de los centros de estudios alemanes indica que la negociación debe ir precedida por un alto el fuego y sugiere acordar en un primer momento una división del poder en el país, ofrecer el exilio a Asad y su allegados, y elegir un representante temporal para detentar el poder mientras prosiguen las negociaciones de paz.

De forma paralela, "todos los participantes deben comprometerse a no suministrar más armas a las partes en conflicto", agrega el documento. El texto de los institutos de estudios sobre la paz critica asimismo las operaciones militares denominadas asesinatos selectivos, ya sean a través de los polémicos aviones no tripulados o "drones" o, en un futuro próximo, mediante robots.

Los redactores del informe son la Fundación para la Investigación de la Paz y los Conflictos de Hesse (HSFK), el Instituto de Investigaciones de la Paz y Política de Seguridad (IFSH), el Centro de Estudios de la Asociación Evangélica (FEST) y el Centro Internacional de Bonn para la Conversión (BICC).

ACNUR alerta sobre Al Quseir

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se mostró hoy preocupado por la deteriorada situación humanitaria y los riegos que enfrenta la población civil en la ciudad siria de Al Quseir, escenario de las masacres más recientes perpetradas en el país.

"Con la batalla de Al Quseir en su tercera semana, un pequeño número de personas obligadas a huir están llegando al Líbano como refugiadas, mientras que otras están desplazándose en el interior de Siria hacia Qara, Nabek y Hasyah", expresó la portavoz del ACNUR, Melissa Fleming. La portavoz explicó que no existe ninguna ruta segura para salir de esta ciudad, donde las Fuerzas Armadas del régimen de Bachar Al Asad y las milicias que colaboran con ellas libran combates contra los grupos rebeldes armados. "Los refugiados en el Líbano nos han contado que el trayecto, que se hace a pie, es muy duro y que los combatientes están atacando a las personas mientras intentan huir", aclaró.

"Los combatientes están atacando a las personas mientras intentan huir" Asimismo, la portavoz aseguró que la mayoría de las personas que intentan salir de la ciudad son mujeres y niños, ya que "es inseguro huir con hombres, quienes corren un alto riesgo de ser arrestados o asesinados en los puestos de control durante el trayecto". "Ninguno de los refugiados fue capaz de identificar si los puestos de control eran dirigidos por las fuerzas gubernamentales o los rebeldes", afirmó.

Sin embargo, estas personas sí ofrecieron detalles sobre el estado de Al Quseir, a la que describieron como una ciudad fantasma, profundamente dañada y con frecuentes sonidos de bombas. Parte de la población permanece escondida en refugios subterráneos, de donde no pueden salir durante largos periodos. Fleming agregó que numerosos informes denuncian que entre 700 y 1.500 civiles heridos que necesitan atención médica urgente aún permanecen atrapados en esta localidad considerada estratégica por ambos bandos y ubicada en el oeste de Siria a una decena de kilómetros de la frontera con el Líbano.