Miércoles, 6 de Febrero de 2008

El Papa insta a los católicos a "no idolatrar los bienes terrenos"

EFE ·06/02/2008 - 13:14h

EFE - El Papa Benedicto XVI saluda tras el rezo del Angelus desde el balón de su apartamento en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el pasado domingo.

El papa Benedicto XVI instó a los católicos a "no idolatrar los bienes terrenos" y destinarlos "a ayudar al prójimo", durante la audiencia general de hoy celebrada en el aula Pablo VI del Vaticano.

Benedicto XVI dedicó la catequesis al inicio de la Cuaresma, que comenzará hoy con el rito de la imposición de las cenizas.

Y recordó que en este periodo de 40 días que precede a la Semana Santa, "la Iglesia católica propone unos empeños que acompañan a los fieles en este camino de renovación interior: la oración, el ayuno y la limosna".

Joseph Ratzinger señaló como en su reciente mensaje para la Cuaresma explicaba que la limosna tiene como propósito además "liberarse de los bienes terrenales" y denunció que "la sugestión de las riquezas materiales invade la sociedad moderna".

Entonces, el Pontífice afirmó que "los católicos están llamados a no idolatrar los bienes terrenos sino a utilizarlos como medios para vivir y para ayudar al prójimo en la necesidad".

"Indicando la práctica de la limosna, la iglesia nos educa a ayudar al prójimo", añadió.

Por otra parte, el Papa indicó que "la conquista del éxito, del prestigio y la búsqueda de la comodidad, cuando absorben completamente la vida hasta excluir a Dios del propio horizonte, no conducen a la felicidad".

Y añadió que no existe la "felicidad sin Dios" pues la experiencia enseña que "no se es feliz porque se consiguen los deseos o las exigencias materiales, porque en realidad la única alegría es la que viene de Dios, la alegría infinita".

Asimismo, agregó que "las preocupaciones cotidianas y las dificultades de la vida, no lograrán apagar la alegría que nace con la amistad con Dios".