Martes, 5 de Febrero de 2008

La bolsa vuelve a hundirse y baja a mínimos el índice de confianza

El Ibex recorta un 5,2% envuelto por los malos datos nacionales e internacionales.

B.Carño/D.Anglés ·05/02/2008 - 22:47h

La bolsa española recibió ayer un serio correctivo al caer un 5,2%, la segunda mayor caída del año (después del descalabro sufrido el pasado lunes 21 de enero cuando se dejó un 7,54%) y la tercera desde la crisis de 2001. La caída del Ibex (el índice bursátil que sigue a los 35 mejores valores españoles) rebasó ampliamente a la de sus homólogos europeos que, aunque también cosecharon pérdidas cuantiosas, bajaron alrededor del 3%.

El parqué madrileño se vio inundado por los datos económicos, nacionales y extranjeros, que ejercieron demasiada presión sobre el ánimo inversor. Hace seis meses hubiera sido difícil, o casi imposible, imaginar una conjunción de cifras económicas como las conocidas ayer. El Índice de Producción Industrial (IPI) español cayó en diciembre un 2,4%. Esta es la mayor caída del indicador desde junio de 2002.

A este dato se unió el de la caída de la confianza del consumidor hasta mínimos históricos (el Instituto de Crédito Oficial elabora este índice desde el último trimestre de 2004). En este indicador lo que ha bajado es la confianza por la situación actual, especialmente en lo que se refiere al empleo; sin embargo hay un dato positivo, que es un tímido repunte del medidor de expectativas.

Rápido deterioro

Por su parte, el instituto británico de investigación NTC publicó ayer su índice de gestores de compras, conocido como PMI y que mide la evolución de la economía a través de las decisiones de los directivos de las compañías privadas. España sufre un fuerte varapalo en el área del sector servicios donde pasó de los 51 puntos de diciembre a 44,2. Según los criterios utilizados para definir este índice, un nivel superior a los 50 puntos significa expansión de la actividad, mientras que por debajo puede denotar una corrección. Éste es el tercer mes consecutivo en el que hay una caída de nuevos pedidos recibidos por los proveedores de servicios españoles y caen  al ritmo más intenso de toda la historia delestudio (nueve años).


Contracción en EEUU
En cualquier caso, por sí solos estos datos no hubieran tenido la fuerza suficiente para provocar una caída como la de ayer. Cabe recordar que el 60% de la bolsa española se mueve por inversores extranjeros que no están tan pendientes de los datos de coyuntura nacional.
Pero, ayer se publicó también uno de los peores datos sobre la evolución de la economía estadounidense. El índice que mide la evolución de las actividades no manufactureras (básicamente el sector servicios) cayó al 41,9% en enero, muy por debajo del 53% que esperaban los expertos. Según los economistas, una caída de este índice por debajo del 50% indica una contracción de la economía. Además, este es el dato más bajo desde otoño de 2001 tras el atentado contra las Torres Gemelas, cuando la economía se contrajo.


Wall Street digirió el dato con una caída del 3% (el Dow Jones perdió un 2,9% y el S&P 500 bajó un 3,2%). Éste es el primer indicador que confirma la posible entrada de la principal economía del mundo en recesión (técnicamente existe recesión cuando durante dos trimestres consecutivos la economía registra tasas negativas). Hasta ahora, los expertos sólo se atrevían a hablar de una fuerte ralentización. Pero ayer, el presidente de la Reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacker, dijo que el riesgo de recesión es real.