Martes, 5 de Febrero de 2008

PSOE y PP se acercan a los debates en abierto entre Zapatero y Rajoy

José Blanco hace de la señal única condición irrenunciable

G. LÓPEZ ALBA ·05/02/2008 - 22:03h

En el tira y afloja que mantienen PSOE y PP sobre los debates televisados entre sus candidatos presidenciales, el punto de encuentro se aproxima cada vez más a la señal única para todas las cadenas que quieran retransmitirlos.

Así lo indican las manifestaciones de sus portavoces, aunque la negociación formal continúa bloqueada, ya que no ha habido nuevas conversaciones entre los dos interlocutores oficiales, José Blanco y Pío García Escudero.

El PSOE dio ayer una vuelta de tuerca al convertir en "irrenunciable e irreversible" su propuesta de que los dos cara a cara pactados se realicen con una señal única a la que puedan engancharse todas las cadenas de televisión que lo deseen, con independencia de quién asuma la producción, aspecto que deja abierto a la negociación, al igual que la identidad del moderador.


El PP, aunque con declaraciones contradictorias, por primera vez abrió la puerta a esta fórmula. Su secretario de Comunicación, Gabriel Elorriaga, dijo durante un foro en la Asociación de la Prensa de Madrid que "no está nada descartado" y "si el tema se encona, tal vez la única solución neutral" sea la señal única.

Elorriaga cuestiona el debate

Pese a todo, insistió que no es de su agrado porque, según dijo, su partido no quiere dar al PSOE "la baza" de reconocer que TVE es ahora "una cadena independiente" y porque el formato abierto no interesaría a las grandes cadenas privadas que compiten por la audiencia, por lo que volvió a defender que se celebren en Antena 3 y Telecinco.

En sus declaraciones, Elorriaga sorprendió afirmando que los duelos televisivos entre líderes políticos "no son consustanciales a una democracia sana" porque están "más cerca del espectáculo que de la información".


Pizarro y Solbes

Sin embargo, el PP planteó ayer que Manuel Pizarro y Pedro Solbes hagan un cara a cara en Telemadrid, pero con señal abierta. La respuesta del PSOE fue que "dejen de marear la perdiz y se aclaren, porque si la señal única es buena para Pizarro debiera serlo también para Rajoy".

A pesar de todo, Elorriaga y Blanco coinciden en la "certeza" de que, a pesar de que la negociación no ha avanzado, finalmente habrá debates entre los candidatos presidenciales.


Otra cosa es cuánto se prolongará el debate sobre los debates, que en 1993 no se cerró hasta cuatro días antes de la celebración del primero. Ahora faltan todavía 19 días.