Martes, 5 de Febrero de 2008

Una guía contra la droga y sus mitos

Sanidad edita 4 millones de ejemplares alertando de los peligros del tabaco, el alcohol o la cocaína

VANESSA PI ·05/02/2008 - 20:39h

O no hay percepción de riesgo o no la suficiente. No basta con advertir a los jóvenes de las lesiones graves que pueden heredar del consumo de cocaína o drogas de diseño. Por eso el Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía sobre los riesgos de las drogas que incluye el tabaco y el alcohol, y que no sólo está dirigida a los adolescentes.

“El asunto es de todos, también de los que no sufren problemas con las drogas en su familia”, ha explicado hoy el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, en la presentación de la guía.

Joven e integrado

Pasada la epidemia de la heroína en la década de 1980, la droga se asocia ahora a una cultura del ocio. Ha abandonado el ámbito marginal, el adicto puede trabajar en una oficina. Y las sustancias que ahora están en la boca y nariz de muchos no causan efectos a corto plazo, como la heroína. Sus consecuencias tardan en llegar, pero no son un juego, como a menudo se cree, destacó Martínez Olmos. “No se controla, hay un momento en que se pierde el control”, aseguró.

Pero el mito parece que aún predomina sobre la realidad. Los cuatro millones de guías que Sanidad ha editado pretenden cortar de raíz mentiras tan extendidas como que no pasa nada si las drogas sólo se consumen los fines de semana. No es cierto. Sus efectos se prolongarán durante varios días y los más graves aparecerán independientemente del tiempo que se lleven consumiendo.

Tampoco ninguna droga es afrodisiaca. Todas ellas dificultan alcanzar un orgasmo, y además provocan impotencia en los hombres, aunque en el primer momento lleven a la euforia. La guía ofrece información en un “lenguaje claro y comprensible, sin caer en moralismos”, avanzó Olmos. Elaborada con la colaboración de asociaciones y de expertos, intenta ayudar a los padres y madres a detectar y tratar los problemas que sus hijos puedan tener con las drogas.

Las cifras justifican de sobras el por qué el tabaco y el alcohol aparecen en la guía junto a drogas más temidas como el éxtasis o las de diseño. Los cigarrillos causan 50.000 muertes al año, son la segunda droga más consumida por los adolescentes. El alcohol también puede llegar a producir cáncer. Por otra parte, la esquizofrenia o los trastornos mentales son enfermedades derivadas del consumo de cannabis, heroína o cocaína.

Los cuatro millones de guías se distribuirán en 20.000 farmacias de toda España. También en 3.000 gasolineras de Repsol-YPF. Y al acudir a correos a mandar una carta, o al ir a hacer alguna gestión de tráfico también se encontrarán ejemplares.

Martínez Olmos, que presentó la herramienta con la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, puso más ejemplos de distribución: tiendas del aeropuerto, hipermercados, centros comerciales, y lógicamente, en las sedes de asociaciones y colectivos que luchan contra las drogodependencias.