Martes, 5 de Febrero de 2008

Un tribunal rebaja a 60.000 euros el valor facial de Carla Bruni

El matrimonio Sarkozy gana un pleito contra Ryanair, que utilizó sus caras en un anuncio

ANDRÉS PÉREZ ·05/02/2008 - 20:31h

El anuncio de la polémica.

El matrimonio Sarkozy ganó ayer ante un tribunal de París un pleito contra la compañía aérea Low Cost Ryanair, que se había permitido el lujo de anunciarse en plena página de prensa con las caras de Nicolas y Carla. Pero la pareja también se llevó un disgusto sólo 72 horas después de la discreta boda presidencial: el juez de trámites de urgencia sólo concedió 60.000 de los 500.000 euros de indemnización que solicitaba la ex top model, en una sentencia cuyos considerandos pasarán a la historia universal del ridículo.

En dos dictámenes separados, uno para Nicolas y otro para Carla, el juez estimó que efectivamente Ryanair había "atentado contra la vida privada" de la pareja el 28 de enero pasado. Ese día, con un increíble oportunismo propio de delanteros centro, Ryanair publicó en el diario Le Parisien una plena página en la que la cara de Sarkozy se queja de un dolor de muelas y la de Bruni sonríe, pensando en la posibilidad de meter a su familia en un vuelo low cost para una boda que, efectivamente, tuvo lugar el sábado pasado.

Para reparar el perjuicio a Nicolas Sarkozy, el juez condena a Ryanair a pagarle un euro simbólico. En cuanto a Carla Bruni, que pedía 500.000 monedas únicas europeas, en concepto de "tarifa" normal para la utilización de su imagen en el territorio francés, el juez analiza la cuestión.

Dice el magistrado que, para indemnizar a Bruni, "no sólo tiene en cuenta la campaña publicitaria" de Ryanair, sino también "un importante efecto de Buzz" buscado por la misma. Aún así, cifra sólo en 60.000 euros el valor facial de Carla Bruni. Una auténtica bofetada para la mujer con que Sarkozy quería impresionar al electorado masculino de edad avanzada, antes de caer en los sondeos.

Dos felicitaciones sonadas llegaron ayer al Elíseo por la boda de los Sarkozy: la primera, desde Washington, venía firmada por los esposos Bush. La segunda, desde Toulouse, venía firmada por la Osa eslovena Hvala, inmigrante en los Pirineos apadrinada en su día por el actor Gerard Depardieu y amadrinada por la propia Carla.


Noticias Relacionadas