Martes, 5 de Febrero de 2008

Cierran 32.000 agencias inmobiliarias por el parón

Banca March cree que la crisis del sector durará tres años

S. R. ARENES \ F. SAIZ ·05/02/2008 - 20:28h

El parçon en la venta de pisos obligó a cerrar el 40% de las agencias inmobiliarias durante 2007, unas 32.000 de un total de 80.000. Así lo refleja un informe del Colegio General de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (Coapis).

Según una estimación conservadora, más de 60.000 personas habrían abandonado esta actividad en el último año.

Pese al parón, entre las 20.000 oficinas de los API, no ha habido cierres porque han diversificado más, aseguró ayer Santiago Baena, presidente de Coapis.

Tecnocasa es uno de los intermediarios que ha cerrado oficinas (387, un tercio del total), el más transparente al admitir este dato, y que ganó 8,8 millones el año pasado, un 39% menos.

En cuanto a los pisos de segunda mano, Coapis estima que se han vendido hasta un 30% por debajo del valor que inicialmente pedían sus compradores, pero "no bajarán más porque es en lo que estaban sobrevalorados", señaló Baena a este diario. Según Copais, menos del 20% de los vendedores de pisos usados obtuvo el precio deseado. La previsión para este año es que seguirá marcado por la incertidumbre.

Viviendas sin vender

Hasta ahora, nadie se había atrevido a aventurar la duración de la crisis inmobiliaria. Pero el presidente de Banca March, Carlos March, ha hecho una previsión más bien pesimista. El banquero señaló que el mercado "va a necesitar mucho tiempo para volver a niveles aceptables; por lo menos, tres años".

March basó sus cálculos en el parque de viviendas sin vender, que cifró en 1,3 millones, y en la demanda natural de viviendas que se registrará anualmente, en torno a 400.000 pisos, una estimación inferior a lasde otros expertos.

Cambio a favor de los promotores

El Ministerio de Economía aprobará una orden que beneficiará a las inmobiliarias en un momento de crisis. Este cambio consistirá en reducir el número de casos en los que una tasadora puede incluir en la valoración de un terreno que éste puede ser expropiado, como avanzó ayer Cinco Días. Consignar este dato puede dificultar la búsqueda de créditos a las inmobiliarias.

Pedro Pérez, secretario general del G-14, el lobby de 13 grandes promotoras, aplaude esta medida porque "despeja una incertidumbre", informa EP. El ejecutivo señaló que se daba una interpretación "no adecuada" de la Ley del Suelo, que obliga a expropiar los solares paralizados durante tres años. La asociación de promotores de Madrid, Asprima, acogió el cambio positivamente, pero pidió aclarar la adaptación a la ley para que las nuevas valoraciones sólo afecten a suelos sin planeamiento urbanístico, entre otras reclamaciones.