Martes, 5 de Febrero de 2008

La bolsa baja un 5,19%, hasta los 12.800 puntos, por los malos datos de actividad internacional

EFE ·05/02/2008 - 10:01h

EFE - Imagen de un gráfico que refleja el descenso de la cotización de la bolsa española en los últimos 12 meses después de que el Ibex 35 perdiera hoy el 5,19 por ciento y cayera hasta 12.800 puntos, afectado por el empeoramiento de la coyuntura económica en España, Europa y los Estados Unidos.

La bolsa española perdió hoy el 5,19 por ciento y cayó hasta 12.800 puntos, afectada por el empeoramiento de la coyuntura económica en España, Europa y los Estados Unidos.

Así, el principal índice del mercado nacional, el Ibex-35, descendió 701 puntos, equivalentes al 5,19 por ciento, la decimoséptima mayor caída en la historia de la bolsa, y concluyó la jornada en 12.814,70 puntos.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid perdió el 4,79 por ciento, el Ibex Small Caps, el 3,6 por ciento y el Ibex Medium, el 3,62 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,463 dólares, París bajó el 3,96 por ciento; Fráncfort, el 3,36 por ciento; Milán, el 3,14 por ciento y Londres, el 2,63 por ciento.

Después de la caída del 0,85 por ciento que registró ayer Wall Street, la bolsa española empezaba con pérdidas moderadas que le situaban en torno a 13.400 puntos.

Las pérdidas se intensificaron ligeramente por el retroceso de las plazas europeas y por los malos datos españoles, como el descenso de la confianza de los consumidores y la caída del 2,4 por ciento de la producción industrial.

Bajaba el mercado hasta el nivel de 13.300 puntos, a lo que también contribuyó la bajada de la actividad en el sector servicios europeo, de 53,1 a 50,6 puntos en enero, el peor dato desde hace cuatro años y medio.

Con este dato y la bajada del 2 por ciento de las ventas minoristas en la zona euro en 2007, que influía en la cotización del euro, que bajaba de 1,48 a 1,465 dólares, el mercado se iba hasta 13.200 puntos.

Antes de la apertura de Wall Street e influida por el recorte de la actividad en el sector servicios estadounidense -el ISM no manufacturero bajó de 54,4 a 41,9 puntos en enero-, la bolsa bajaba otro escalón y se plantaba en los 13.000 puntos.

Mientras bajaba el precio del petróleo Brent de 90,5 a 88,5 dólares por barril y Wall Street aumentaba sus pérdidas hasta el 2 por ciento, la bolsa española descendía al nivel de 12.800 puntos.

De esta manera, presionada por las constructoras y bancos ante la desaceleración económica que anticipan los indicadores económicos conocidos hoy, la bolsa española concluyó con una caída superior al 5 por ciento y cerró en niveles de septiembre de 2006.

De los grandes valores, BBVA perdió el 5,79 por ciento; Repsol, el 5,49 por ciento; Banco Santander, el 5,34 por ciento; Telefónica, el 4,64 por ciento e Iberdrola, el 3,62 por ciento.

Todos los valores del Ibex acabaron con pérdidas. La mayor caída correspondió a Sacyr, el 7,14 por ciento; ACS, el 7,09 por ciento y Bankinter, el 7,06 por ciento.

A continuación, y con pérdidas comprendidas entre el 6 y el 7 por ciento, hubo doce empresas: FCC (6,87 por ciento); Acciona (6,8); Grifols (6,51); Telecinco (6,42); Gamesa (6,35); Abertis (6,32); Abengoa (6,23); Criteria (6,21); Ferrovial (6,2); Inditex (6,13) y Mapfre e Iberia el 6,05 por ciento cada una.

En el mercado continuo y entre las once compañías que acabaron con ganancias Astroc volvió a presidirlas con un repunte del 16,03 por ciento, mientras que Banco de Andalucía cedió el 9,68 por ciento, seguido de Solaria, que perdió el 7,24 por ciento tras anunciar un convenio con una compañía taiwanesa para comprar células fotovoltaicas.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba ocho centésimas y se situaba en el 4,03 por ciento.

El efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 6.726 millones de euros, de los que algo menos de 1.400 procedieron de operaciones pactadas por inversores institucionales.