Martes, 5 de Febrero de 2008

Napolitano comienza el procedimiento para disolver las Cámaras y convocar las elecciones

EFE ·05/02/2008 - 15:45h

EFE - El portavoz del senado de Italia, Franco Marini, (d), y el Presidente de Italia, Giorgio Napolitano, (i), posan ayer para los fotógrafos durante su encuentro en el Palacio Quirinale de Roma, Itaila.

El jefe de Estado, Giorgio Napolitano, comenzará hoy, previsiblemente, el procedimiento para disolver las Cámaras y convocar elecciones en abril, después de que el presidente del Senado, Franco Marini, fracasase en su intento de formar un Gobierno transitorio para reformar la ley electoral.

Después de que Marini constató la imposibilidad de llegar a un consenso con las fuerzas políticas, a Napolitano sólo le queda la salida de disolver el Parlamento y hoy iniciará ese procedimiento al convocar a consultas a los presidentes de Cámara y Senado.

Según los medios de comunicación, Napolitano disolverá mañana las cámaras y convocará elecciones anticipadas, y tras el anunció, se reunirá el Consejo de ministros para aprobar los decretos necesarios para convocar elecciones en un periodo entre los 45 y 70 días.

La prensa local se inclina por el 9 o, sobre todo, el 13 de abril para la celebración de los comicios.

El pasado 30 de enero, Napolitano encargó a Marini que "explorase" si los partidos estaban dispuestos a apoyar un Gobierno transitorio como salida a la crisis abierta tras la dimisión del primer ministro, Romano Prodi.

La opción del Gobierno interino para realizar la reforma de la polémica electoral, causa para muchos de la inestabilidad del Ejecutivo, fracaso debido a que la mayor parte del centroderecha se opuso al diálogo e insistió en ir a las urnas.

Mientras se espera la decisión de Napolitano, la campaña electoral ya ha empezado y mientras que la coalición de centroderecha, Casa de las Libertades, explico que se presentará unida, el nuevo Partido Demócrata (PD) anunció que irá sólo.

El secretario del PD, Walter Veltroni, está preparando su dimisión como alcalde de Roma, y estudiando las fórmulas sobre cómo abandonar su cargo y convocar también las elecciones en el municipio.

Por otra parte, el consejo de ministros fijó para el 18 de mayo la fecha para celebrar el referéndum, convocado por la mayoría de las fuerzas políticas para cambiar algunos puntos de la actual ley electoral.