Martes, 5 de Febrero de 2008

Millones de estadounidenses acuden a las urnas en el "supermartes"

EFE ·05/02/2008 - 15:54h

EFE - Una de las cabinas de votación usadas en las primarias demócratas en la escuela primaria de Chappaqua, en Nueva York, Estados Unidos. Expertos adviertieron de fallos técnicos con estas máquinas.

Millones de estadounidenses han comenzado a acudir a las urnas hoy en la jornada del "supermartes", en la que los aspirantes presidenciales demócratas y republicanos intentan afianzar la candidatura de su partido.

Un total de 24 estados, entre ellos California, Arizona y Nueva York, realizan hoy primarias y "caucus" o reuniones asamblearias, en una de las elecciones más reñidas de la historia reciente del país.

Las urnas ya abrieron en varios estados de la costa este del país, entre ellos Massachusetts y Nueva Jersey, donde el gobernador del estado, Jon Corzine, no pudo votar a la hora prevista debido a problemas técnicos con las máquinas de votación en una estación de bomberos.

Corzine, que ha dado su respaldo a la senadora demócrata Hillary Clinton, tuvo que esperar alrededor de 45 minutos mientras se resolvía el problema.

Clinton y el ex presidente Bill Clinton emitieron su voto a tempranas horas en Chappaqua, Nueva York, aunque no ofrecieron declaraciones.

Se calcula que unos seis millones de estadounidenses que viven en el exterior están habilitados para votar en las primarias de hoy. Por ello, desde Asia y Europa hasta América Latina, miles comenzaron a emitir su voto en hoteles, cafeterías y, por primera vez, a través de internet.

En esta jornada electoral están en juego alrededor de 1.023 delegados republicanos y unos 1.681 delegados demócratas, quienes a su vez elegirán al candidato presidencial de su partido en las convenciones de agosto y septiembre próximos.

Para lograr la candidatura presidencial, se requiere, por el lado republicano, un total de 1.191 delegados, y 2.025 del lado demócrata.

Ávidos de votos y respaldos políticos, tanto los senadores Hillary Clinton y Barack Obama, del lado demócrata, como el senador John McCain y los ex gobernadores Mitt Romney y Mike Huckabee, del lado republicano, viajaron el lunes a distintas ciudades del país en una lucha contrarreloj en busca de votos.

Según datos oficiales, sólo Clinton y Obama han gastado más de un millón de dólares al día en propaganda política y anuncios publicitarios.

Obama continuaba hoy su batalla campal contra Clinton, concediendo entrevistas a los principales programas de televisión.

La noche del lunes, Clinton compró una hora de programación en el canal de Hallmark, para dirigirse a los votantes desde Nueva York.

Tanto Clinton, única mujer en la contienda presidencial, como Obama, único afroamericano, buscan hacer historia en los comicios generales del próximo 4 de noviembre.

Además, si gana la presidencia uno de los senadores en la contienda, sería tan sólo la tercera vez en la historia reciente de Estados Unidos.

El entonces senador demócrata de Massachusetts John F. Kennedy ganó la presidencia en 1960 y, 40 años antes, lo logró el senador republicano Warren G. Harding.