Martes, 5 de Febrero de 2008

Hamás se responsabiliza de ataque de ayer en Dimona

EFE ·05/02/2008 - 15:59h

EFE - Palestinos inspeccionan los restos de una casa de cambio después del ataque de un helicóptero israelí que bombardeó el sector de la ciudad de Gaza, el pasado mayo.

El brazo armado de Hamás se responsabilizó hoy en solitario del atentado suicida de ayer en Dimona, que causó la muerte a una israelí, y precisó que sus autores llegaron al lugar del ataque desde la ciudad cisjordana de Hebrón.

En un mensaje de móvil enviado a medios de prensa en Gaza, la milicia del movimiento islámico, las Brigadas de Azedin Al Kasam, identificó a los atacantes como Mohamed Herbawi y Shadi Zghayer.

Uno de ellos se inmoló ayer por la mañana a la entrada de un centro comercial de Dimona, en el sur de Israel, mientras que el otro fue abatido a tiros minutos después por un policía israelí cuando yacía en el suelo, herido por la deflagración de su compañero y sin lograr activar su carga explosiva.

El brazo armado de Hamás explicó hoy que ambos partieron de Hebrón, ciudad separada de Dimona por un conjunto de verjas y hormigón de hasta ocho metros de altura que ha reducido notablemente el número de atentados en Israel en los últimos años.

Horas antes de que las Brigadas de Azedin Al Kasam reivindicaran el atentado y precisaran que sus autores procedían de Hebron, el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, había advertido que las fuerzas de seguridad de su país sospechaban que los dos terroristas habían salido de esa ciudad cisjordana.

En un principio, las fuerzas de seguridad israelíes pensaron que los dos suicidas habían accedido a Dimona desde el desierto del Sinaí, donde habrían penetrado durante los once días en que la frontera entre Gaza y Egipto estuvo abierta tras el derribo de la valla divisoria entre ambos territorios.

Aunque fuentes de Hamás negaron inicialmente cualquier responsabilidad en el atentado, el movimiento islamista reconoció a última hora de ayer su implicación en el ataque, que previamente se habían atribuido las Brigadas de Mártires de Al-Aksa, brazo armado del movimiento Al-Fatah del presidente palestino, Mahmud Abás.

Esta "doble reivindicación" ha encendido las alarmas en Israel, cuyas fuerzas de seguridad elevaron la pasada madrugada el nivel de alerta en tres distritos del país.

La alerta se encuentra ahora en el nivel tres (uno menos del máximo) en los distritos de Jerusalén, Tel Aviv y el desierto del Neguev, donde está ubicada Dimona, escenario del ataque que mató a una mujer de 74 años e hirió a otras nueve personas.

Fuentes policiales citadas hoy por la radio pública israelí estiman que "la rapidez con que varias organizaciones palestinas asumieron la autoría del atentado hace temer que haya otros suicidas en camino".