Martes, 5 de Febrero de 2008

Los Príncipes ven obras de Picasso nunca presentadas en España

EFE ·05/02/2008 - 19:24h

EFE - Los Príncipes de Asturias, durante la inauguración en el museo Reina Sofía de Madrid de la exposición "Picasso, la colección del Museo Nacional Picasso de París", acompañados por el ministro de Cultura, César Antonio Molina, y la comisaria de la muestra, Anne Baldassari.

Los Príncipes de Asturias han inaugurado hoy, en el Museo Reina Sofía de Madrid, la mayor muestra de obras de uno de sus genios más universales, hasta ahora nunca presentadas en España y reunidas en la exposición "Picasso. La colección del Museo Nacional Picasso".

Cuatrocientas piezas en todos los formatos, repartidas cronológicamente en cuatro salas y procedentes del Museo Picasso de París, dan fe del por qué el artista malagueño (1881/1973) es considerado como uno de los más innovadores, polifacéticos y prolíficos artistas del mundo.

Don Felipe y Doña Letizia, acompañados por el ministro de Cultura, César Antonio Molina, y asesorados por la comisaria de la exposición y directora de la pinacoteca parisina dedicada al pintor español, Anne Baldassari, han tenido hora y media para disfrutar y apreciar al menos una parte importante de esa impactante muestra en la que queda perfectamente reflejada la evolución de Picasso.

Los Príncipes, en la primera parte del recorrido -el mismo que realizarán los visitantes- se han detenido ante los trabajos más emblemáticas del periodo azul del artista, como "La muerte de Casagemas", Autorretrato" (ambas de 1901) o "La Celestina" (1904).

"La flauta del pan" (1923), considerada la obra maestra del "clasicismo" picassiano, ha sido el primer punto de encuentro de Don Felipe y Doña Letizia con los medios gráficos.

Antes, han tenido tiempo para ver detenidamente las muestras de la revolución protocubista y su periodo negro reflejados en los estudios para "Las señoritas de Avignon" (1907) o "Tres figuras debajo de un árbol" (1907/ 1908).

Y también algunos exponentes de su cubismo analítico como "Vaso, as de trébol y paquete de cigarrillos"(1914) o "Guitarra y botella de Bass" (1913), todas ellas realizadas en París.

A pesar de que su casa es el Reina Sofía y de que está siempre allí, una de las obras más carismáticas del pintor, "El Guernica" (1937), ha sido hoy nuevamente uno de los atractivos de la muestra y los invitados se han demorado unos minutos ante él.

Ante de llegar ante la parte de la sala donde se encuentra el impresionante cuadro de Picasso, "El Guernica" se podía ver desde la pieza anterior y la Princesa se ha dejado fascinar por sus trazos y, ajena a todo, se ha quedado unos segundos sin quitar la vista de ese alegato en contra de la guerra.

Al final de la sala 2, en la que se pueden observar los trabajos del periodo 1924/1935, los Príncipes han posado para los medios gráficos otra vez con las autoridades, entre las que estaba también el nuevo director de la pinacoteca anfitriona, Manuel Borja-Villel.

Los distintos retratos de mujeres, en escultura, como "La mujer con naranja" (1943) o en óleo, como los "Dora Maar, "Marie Thérèse" o "Sentada con los brazos cruzados" han formado parte del recorrido realizado por los Príncipes que ha terminado con la última etapa del artista, la que va de 1947 a 1972.

Allí han visto una secuencia de pinturas de los años 50, el bestiario inventado a primeros de esa década a partir de desechos y objetos domésticos y su vertiente ceramista.

Don Felipe y Doña Letizia han compartido después un vino de honor con los invitados a la inauguración.