Martes, 5 de Febrero de 2008

Eva Marton vuelve al Liceo en el papel de Clitamnestra, la madre de Elektra

EFE ·05/02/2008 - 18:06h

EFE - La cantante Eva Marton, durante la presentación de la ópera "Elektra" de Richard Strauss, que se representará el próximo día 9 en el Gran Teatro del Liceo. EFE/Julián Martín

La soprano húngara Eva Marton vuelve al Liceo a partir del sábado en el papel de Clitamnestra, la madre que muere por un acto de venganza de su hija, en una nueva producción de la ópera "Elektra", tragedia sobre la obra de Sófocles con música de Ricard Strauss y libreto de Hugo von Hofmannsthal.

Marton, que se dedica ya sobre todo y desde hace 3 años a su cátedra universitaria de Budapest, ha aceptado protagonizar este papel en la nueva coproducción del Liceo y el Teatro de la Monnaie de Bruselas sobre la emblemática obra de Strauss.

La soprano dramática ha protagonizado ya a lo largo de su carrera los tres papeles principales femeninos de la ópera: el de la madre Clitamnestra y los de las hijas Elektra y su hermana menor Crisótemis.

Marton ha confesado que siente "una gran alegría por cantar ese papel" en el Liceo, sobre todo al estar acercándose "el final de mi carrera".

En esta ocasión, Elektra está protagonizada por la soprano estadounidense Deborah Polaski y Crisótemis por la alemana Melanie Diener.

El espectáculo operístico permanecerá en el Gran Teatro del Liceo entre el 9 y el 17 de febrero y se programará a lo largo de la próxima temporada en Bruselas.

Tiene un elenco de trece personajes y los principales papeles masculinos corren a cargo del tenor británico Graham Clark, en el papel de Agamenón, y del barítono alemán Albert Dohmen en el de Orestes.

Marton ha bromeado cuando le han preguntado si se encontraba digna en el cuerpo de bruja mala que representa el personaje de Clitamnestra y ha señalado que la han escogido precisamente por esa dignidad.

La experiencia de más de 40 años en la ópera "me ayudará a captar los matices", ha dicho Marton, quien es de la opinión de que "la experiencia acumulada y la observación" la han ayudado en su apuesta artística por Clitamnestra.

"Quería darle la dimensión humana de mujer herida -ha agregado la soprano-, de mujer bonita pero insatisfecha a la que nadie quiere 'utilizar' para aquello que se espera de nosotras las mujeres".

La historia de "esta maravillosa y horrible familia", ha dicho bromeando Marton, tiene dirección musical de Sebastian Weigle, en una ópera sinfónica de un solo acto que cuenta con la Orquesta Sinfónica y Coro del Gran Teatro del Liceo.

Tiene una partitura escrita para 111 músicos, aunque en este caso sólo habrá 97, y, a diferencia de "Salomé", la otra ópera emblemática de Strauss, "Elektra" es "politonal y muy dura", ha señalado Weigle.

"Elektra" se estrenó en España en el Gran Teatro del Liceo el 15 de febrero de 1949, está basada en una tragedia de 450 años antes de Cristo y ha sido largamente interpretada.

El espectáculo que se exhibe ahora cuenta con dirección de escena de Guy Joosten, quien cree que la "Elektra" del siglo XX vive dominada por sus impulsos, esclavitud en la que pierde su aura romántica con la irrupción de Breuer, Freud y el psicoanálisis.

Además, no quiere presentar a Clitamnestra como "la buena" y a Elekctra como "la mala", y ha destacado la importancia de resaltar en los personajes "la falta de relación y de amor que tienen".

Elektra muere porque se ha cumplido su fe íntima en la venganza y es un personaje que encuentra el amor en la venganza, ha señalado Joosten.