Martes, 5 de Febrero de 2008

La Copa del Rey de baloncesto vuelve a Vitoria con aire español

EFE ·05/02/2008 - 18:17h

EFE - Los jugadores del Akasvayu Girona.

La Copa del Rey vuelve a Vitoria -del jueves 7 al domingo 10 de febrero- rodeada por la tradicional expectación que genera entre los aficionados y los medios de comunicación, en el punto de mira de los focos de todo el baloncesto a fin de cuentas, pero con una sensación nueva y muy especial, con el pálpito de que la capital alavesa va a ser una pasarela para las estrellas nacionales.

Porque esta temporada esta marcada por los nacionales en la Liga ACB. La mezcla que ha fundido la amalgama de calidad foránea y de talento local ha dado como resultado una edición copera teñida por el protagonismo de los nacionales, que brillan a los dos lados del Atlántico.

En la NBA resuenan los logros de los jugadores españoles. Además, esta semana ha sido especialmente grande: Pau Gasol ha dejado Memphis para enrolarse en el equipo con más 'glamour' de la liga estadounidense, Los Angeles Lakers. La posibilidad de que un español gane el anillo de campeón está ahora más cerca.

En Toronto, José Manuel Calderón encarna la figura del base perfecto. Su media de puntos y asistencias es la mejor del campeonato. Juan Carlos Navarro, que ahora se queda solo en Memphis, ha logrado igualar el mejor récord de triples de un novato en un partido (8/8) y se ha ganado un puesto en el 'All Star' de los de los 'rookies'. Sergio Rodríguez, el más joven del cuarteto español de la NBA, también está aprovechando cada una de las oportunidades que se le presentan. Y Jorge Garbajosa está de baja por lesión.

Los nacionales brillan, por tanto, en la otra orilla del Atlántico. Y lo mismo hacen a este lado del gran océano. En el traspaso de Pau Gasol a los Lakers se ha negociado con los derechos para la NBA de su hermano, el pívot del Akasvayu Girona Marc Gasol, cuyo futuro en la competición norteamericano queda ahora en manos de la franquicia de Tennessee, que se ha fijado en el jugador más valorado de la ACB, o sea, en el mejor jugador de la temporada, que también comparece en Vitoria avalado por una nota media de 25,8 puntos por partido.

El mediano de la saga Gasol representa el éxito de Pau a su manera, donde también lo hizo su hermano antes de dar el salto a la NBA. La temporada en la que se gestó el fichaje del nuevo jugador de los Lakers por Memphis se había proclamado campeón de la Copa del Rey con una impresionante actuación en la final de Málaga 2001 ante el Real Madrid.

Allí, y en la final liguera posterior, que también se decidió en las manos del gigante de Sant Boi, los ojeadores de la NBA vieron claro que tenían que ficharlo cuanto antes, que no había nada más que esperar. El tiempo les ha dado la razón. Y todavía se la va a dar más porque ahora aspira al anillo.

Esta Copa, igual que aquélla, volverá a estar llena de observadores de las franquicias estadounidenses a quienes les extienden la alfombra roja por donde quiera que vayan para que pesquen a los mejores jugadores producidos en las canteras españolas y, desde luego, europeas.

Ellos vienen a hacer el juego global, a alimentar la gran máquina de mercadotecnia de la Quinta Avenida de Nueva York desde la que David Stern maneja el timón de la liga de baloncesto más importante del mundo. En Europa, también en España, se les acompaña bajo palio cuando ya va siendo hora de pensar en proteger los intereses de los clubes, del baloncesto y de los aficionados.

La canasta española es un gran referente para todo el mundo del baloncesto y, también, para la NBA. Marc Gasol, Rudy Fernández, Ricky Rubio, Felipe Reyes, Fran Vázquez y otros jugadores que van a competir en Vitoria están hace mucho tiempo subrayados en rojo en las agendas de los ojeadores que peinan el mundo buscando jugadores para su competición.

El Fernando Buesa Arena reúne, entre otras cosas, a dos de los cuatro equipos que disputaron la última Final entre Cuatro de la Euroliga (Tau y Unicaja), a los dos últimos campeones de la Eurocopa FIBA (el Joventut y el Akasvayu) y al campeón de la Copa ULEB (Real Madrid).

La calidad de la cita, por tanto, queda avalada por la pujanza de los clubes españoles. De momento, en la Copa compiten cuatro equipos de los dieciséis que han logrado clasificarse para la segunda fase de la Euroliga (Real Madrid, Barcelona, Tau y Unicaja) y, por si todo esto fuera poco, un buen número de los integrante de la selección española campeona del mundo en 2006 y subcampeona de Europa en 2007 también buscan título en la capital alavesa.

La edición de este año recibe a un debutante, el iurbentia Bilbao, en medio de una gran competitividad. El programa de partidos arranca el jueves con las dos primeras eliminatorias de cuartos de final, que enfrentan al Tau y al Unicaja (19.00; FORTA), por un lado, así como al iurbentia Bilbao y el Barcelona (21.30; TVE).