Martes, 5 de Febrero de 2008

El duelo entre España y Francia, un mal recuerdo con Hannover al fondo

EFE ·05/02/2008 - 17:37h

EFE - España afronta en Málaga su primer compromiso del nuevo año ante un rival que le trae muy malos recuerdos, pues fueron los franceses los que sacaron a los de Luis Aragonés del Mundial de Alemania 2006. En la foto, un momento de ese encuentro disputado en Hannover.

España afronta en Málaga su primer compromiso del nuevo año ante un rival de entidad y que le trae muy malos recuerdos, pues fueron los franceses los que sacaron a los de Luis Aragonés del Mundial de Alemania en una triste noche en Hannover.

Fue el 27 de junio de 2006 cuando los galos, al mando de Raymond Domenech, mandaron para casa a los españoles (3-1) en partido de octavos de final. España, que había hecho una buena primera fase, cayó con estrépito ante el primer enemigo de enjundia que se le cruzó en el camino y la eliminación provocó una catarata de críticas que estuvo a punto de costar la destitución del técnico, Aragonés.

Un año, siete meses y diez días después, los dos combinados se baten de nuevo, esta vez en duelo amistoso, aunque revestido de la importancia que siempre rodea a un combate entre ambos.

Desde Hannover, la selección española ha atravesado por situaciones dispares. Por el entorno, se ha mutado de la decepción y pesimismo más absoluto a la euforia desmedida después de un final de año 2007 perfecto en cuanto a resultados, que culminaron en la clasificación para la cita de Austria y Suiza.

España superó con nota el examen ante Dinamarca en Aarhus el 12 de octubre del año pasado. Esa noche ganó y convenció en el sitio y lugar adecuados e inauguró el estilo que ya se conoce como de "toque".

Francia será para Luis el primer experimento importante para comprobar si sus "jugones" tienen la misma eficacia ante un enemigo de igual o superior categoría. Eso, añadido al ánimo de revancha que habrá entre los internacionales de Aragonés, convierten el envite en interesante.

En la selección, no obstante, los problemas han llegado también en esta cita. Primero fue el amago del propio Luis de dimitir si la Federación nombraba a su sustituto antes de la Eurocopa y después las bajas de Arbeloa y David Silva, que fueron citados estando ya lesionados, lo que puso en entredicho la coordinación que debe de existir entre el técnico y sus asesores.

Aragonés confirmó en Málaga su intención de no pasar por alto una posible confirmación de su sucesor antes de viajar a Austria. "Nunca he visto a una selección con dos entrenadores. Lo lógico es que primero me echen y luego contraten a uno nuevo", dijo el entrenador a su llegada a la capital andaluza.

Han sido obstáculos en una convocatoria diseñada para preparar la importante competición del próximo junio. Luis dispondrá de pocas más antes del verano, por lo que debe exprimir al máximo cada ocasión que se le presente. Un triunfo ante los franceses podría enterrar los problemas surgidos en los días previos, pero una mala actuación en forma de derrota añadiría sal a la herida.

El seleccionador francés, Raymond Domenech, confía en el "bloque de Hannover", pues nueve de los diez titulares de aquel encuentro siguen siendo pesos pesados en su lista.

Sin Zinedine Zidane ni Fabian Barthez, los dos únicos que abandonaron la selección y el fútbol tras el Mundial germano, Francia ha seguido confiando en aquel conjunto.

Bajo los palos, Gregory Coupet se ha afianzado como sustituto del mítico Barthez, pero la ausencia de Zinedine Zidane, uno de los mejores de la historia francesa, parece más compleja de cubrir.

Sin Zizou, el seleccionador apuesta por un esquema con dos atacantes, con un clásico 4-4-2. En la defensa, Willy Sagnol se encarga del flanco derecho y Lilian Thuram y William Gallas son los propietarios del centro, mientras que Eric Abidal parece seguro en la banda izquierda.

Claude Makelele y Patrick Vieira son inamovibles en la parcela ancha, aunque el segundo llegó a Málaga tocado. No obstante, el seleccionador galo podrá contar con él. Sin embargo, Frank Ribery, uno de los grandes valores de Domenech, es baja de última hora por lesión, por lo que no estará en La Rosaleda.

Salir de Francia no ha favorecido a Florent Malouda, cuya condición de internacional comienza a discutirse, aunque parte con ventaja sobre sus competidores, entre los que destaca Hatem Ben Arfa.

En la punta, el barcelonista Thierry Henry es intocable y, sin David Trezeguet, Nicolas Anelka se postula como el segundo delantero, línea en la que tiene la competencia de un explosivo Karim Benzema, máximo goleador de la liga francesa.

El encuentro, aunque amistoso, tiene la relevancia de medir a España ante un enemigo de primera línea, de saber si los de Luis están preparados para afrontar grandes retos, por lo que no faltan alicientes.

- Alineaciones probables:

España: Casillas, Sergio Ramos, Albiol, Marchena o Pablo, Fernando Navarro; Albelda o Xavi Alonso, Xavi, Iniesta, Cesc; Riera o Villa y Torres

Francia: Coupet; Sagnol, Thuram, Gallas, Abidal; Govou, Makelele, Vieira, Malouda; Anelka o Benzema y Henry.

Arbitro: Tony Asumaa (Finlandia)