Sábado, 6 de Octubre de 2007

Azkarraga ve en las detenciones de Bastasuna interés por impedir la normalización política

EFE ·06/10/2007 - 14:25h

EFE - El dirigente de EA y consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, junto al presidente de ese partido en Navarra y portavoz de NaBai, Maiorga Ramírez, durante la rueda de prensa que ofreció para analizar la actualidad política, hoy en Pamplona. EFE

El consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, manifestó hoy en Pamplona que tiene "la impresión" de que detrás de la detención de la Mesa Nacional de Batasuna "hay un interés de impedir la normalización política".

En un desayuno informativo, en el que estuvo acompañado por el presidente de EA en Navarra, Maiorga Ramírez, el consejero vasco y miembro de la Ejecutiva Nacional de EA sostuvo que en esas detenciones se ve "un intento de intromisión de una parte del poder judicial en lo que tiene que ser estrictamente político".

Apuntó que "posiblemente" hay también "un interés de confrontar y tensar constantemente las relaciones" en la Comunidad Autónoma Vasca y también en Navarra.

Opinó que "difícilmente se puede entender" que se encarcele a quien se reúne "para seguir haciendo política" y que se detenga a "quienes han sido interlocutores del Gobierno", tras lo que sostuvo que ésta es "una dinámica similar" a la de cuando Jaime Mayor Oreja era ministro del Interior.

Esto le llevó a calificar la situación actual como "una gran hipocresía", ya que, a su juicio, se asiste "a una carrera loca entre el PSOE y el PP para ver quién es el más duro".

Tras afirmar que "no hay ningún conflicto político que se pueda solucionar por la vía exclusivamente judicial y mucho menos exclusivamente policial", pidió a los ámbitos judicial y político que "tengan en cuenta que es el momento de la política".

En relación con la propuesta del lehendakari, Juan José Ibarretxe, de celebrar una consulta popular el 25 de octubre de 2008, dijo no entender las respuestas que desde diferentes ámbitos está recibiendo esta iniciativa que, según recalcó, es "profundamente democrática".

A quienes dicen que esta decisión es "un intento de frustrar la reelección de Zapatero como presidente del Gobierno" les respondió que "en absoluto", pero, al mismo tiempo precisó que eso no les preocupa porque "entre el original y la copia, entre el PSOE o el PP", no se quedan con ninguno.

Azkarraga dijo que mantiene "la esperanza" y no piensa que "Zapatero vaya a cerrar la puerta al diálogo", tras lo que invitó a quienes, como el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, "dicen que Zapatero no va a negociar absolutamente nada, que miren lo que ha pasado en el entorno, en Irlanda o Sudáfrica. Las soluciones han venido a través de las conversaciones", aseveró.