Martes, 5 de Febrero de 2008

Kostunica dice que la oferta de la UE a Serbia de acuerdo de cooperación es "engaño" por Kosovo

EFE ·05/02/2008 - 13:17h

EFE - El primer ministro de Serbia, Vojislav Kostunica.

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, declaró hoy que la oferta de la Unión Europea (UE) a Serbia de firmar un acuerdo político, a la vez que se prepara para enviar una misión policial y judicial a Kosovo, es "un engaño".

Kostunica opinó que esta oferta equivale al reconocimiento de la independencia de esa provincia serbia, y pidió al Parlamento serbio que se reúna de inmediato para "decidir sobre la misión de la UE y el acuerdo ofrecido".

Kostunica dijo en un comunicado que el acuerdo propuesto "representa un engaño con el objetivo de que Serbia, al estampar su firma en el documento con la UE, firme en realidad su consentimiento a la independencia de Kosovo y se convierta en el primer país que reconozca de forma indirecta esa independencia".

La UE propuso a Serbia la semana pasada firmar el próximo día 7 un acuerdo interino para el diálogo político, la cooperación económica, el libre comercio y la liberalización de visados, como un impulso al acercamiento de ese país.

La oferta se produjo ante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en ese país en un aparente apoyo al candidato pro europeo.

"La decisión de la UE de enviar de forma ilegal la Misión a Kosovo para que se implementara el rechazado plan (del ex mediador para Kosovo, Martti) Ahtisaari sobre un Kosovo independiente, representa un anuncio fiable de que los separatistas albaneses proclamarán muy pronto la independencia unilateral" de esa provincia serbia, indicó hoy Kostunica.

La UE dio ayer su aprobación jurídica y financiera al envío de unos 1.800 agentes encargados de la administración policial y judicial de Kosovo.

Esta provincia serbia está poblada por una abrumadora mayoría de albaneses que ultiman los preparativos para proclamar la independencia, en coordinación con Estados Unidos y la UE, por quienes esperan ser reconocidos pese a la oposición de Serbia, que cuenta con el apoyo de Rusia.

La misión de la UE, cuyo lanzamiento se produciría tras una "decisión política", sustituiría en Kosovo a la de la ONU, desplegada desde el fin de la guerra, en 1999.

Serbia se opone con vehemencia a la independencia de su provincia y a los actos unilaterales, y considera el envío de la misión europea sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU una violación del derecho internacional.

"La decisión sobre el envío ilegal de la Misión significa que la UE, junto con los separatistas albaneses y en contra de todas las normas del derecho internacional, crea un falso Estado albanés en territorio de Serbia", insistió Kostunica.

El partido de Kostunica comparte el Gobierno con el del presidente, el pro europeo Boris Tadic, reelegido el pasado domingo, y cuyos ministros están a favor de la firma del mencionado documento con la UE.

Según algunos analistas, las discrepancias en torno a ese asunto podrían llevar a una desestabilización del Gobierno serbio.