Martes, 5 de Febrero de 2008

La evolución de la economía y el empleo reducen la confianza del consumidor por noveno mes

EFE ·05/02/2008 - 11:10h

EFE - Dos mujeres pagan en una caja del hipermercado Alcampo de la localidad madrileña de Leganés.

La confianza de los consumidores españoles descendió de nuevo en enero, por noveno mes consecutivo, debido, sobre todo, a la negativa percepción que tienen sobre la situación económica actual y las expectativas de empleo.

Así, según explicó hoy el presidente del ICO, Aurelio Martínez, en rueda de prensa, en enero, el indicador de confianza del consumidor (ICC-ICO) retrocedió 1,4 puntos respecto a diciembre y se situó en 70,9 puntos, la más baja desde el cuarto trimestre de 2004, primer periodo del que se tienen datos.

De los dos aspectos que componen el indicador destaca la mejora sobre las expectativas futuras, que mejoró un punto hasta los 84, optimismo que no pudo compensar el descenso de confianza sobre la situación actual, que descendió cuatro puntos hasta los 57,7.

Martínez, destacó que el indicador de enero ha "suavizado" la caída del mes anterior, cuando descendió cinco puntos, e incidió en la mejora de las expectativas sobre la situación del hogar y del país.

Respecto a un año antes, el indicador de confianza ha disminuido 19,7 puntos por la caída de las perspectivas sobre la situación actual, que se han reducido 27,6 puntos y, en menor medida, del indicador de expectativas, que ha bajado 11,9 puntos.

El ICO destaca el repunte, en enero, del indicador parcial de expectativas para los próximos seis meses debido, principalmente, a la mejora de las perspectivas de los consumidores sobre la evolución de la economía española aunque, por el contrario, las referentes al empleo, disminuyen 1,8 puntos y se sitúa en 77,6 puntos.

Añade que tanto en expectativas como en situación actual, el aspecto mejor valorado es la situación del hogar, cuyo índice se sitúa en 97,5 y en 72,5 puntos, respectivamente.

En enero la consumidores continuaron reduciendo sus expectativas de inflación, con lo que el indicador sobre la evolución de precios se situó, por segundo mes consecutivo en si nivel mínimo desde el inicio de la serie.

Además, en enero se también se moderaron las expectativas de consumo de bienes duraderos y de ahorro.

El ICO recuerda que el descenso en enero de la confianza de los consumidores coincide con un aumento de la incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros internacionales asociadas, entre otros factores, a la mayor probabilidad de una sensible desaceleración del crecimiento en EEUU en próximos trimestres y su repercusión en el resto de la economía mundial.

En este sentido, Martínez subrayó la importancia de que la encuesta fuera realizada entre el 18 y el 22 de enero, por lo que pudo verse influida por la caída de la Bolsa.

El mantenimiento de la senda descendente del indicador de confianza en enero, indica una moderación del crecimiento del consumo privado y del PIB durante 2008, aunque la mejora del indicador de expectativas parece sugerir que dicha moderación del consumo será gradual.

El presidente del ICO criticó que se califique de "crisis aguda" la actual situación de la economía española que, recordó, crece a tasas superiores al tres por ciento y auguró que, a partir de marzo, el indicador de confianza podría mostrar una mejoría.