Martes, 5 de Febrero de 2008

Claver dice que "tenemos las mismas ganas de llevarnos la Copa que el Pamesa de 1998"

EFE ·05/02/2008 - 12:34h

EFE - En la imagen, el escolta serbio del Pamesa Valencia, Dejan Milojevic (d), intenta superar la defensa del jugador del equipo ruso Khimki, Mike Wilkinson, durante un encuentro correspondiente a la décima jornada de la copa Uleb.

Víctor Claver, jugador del Pamesa Valencia, afirmó que la actual plantilla del equipo tiene "las mismas ganas o más" de ganar la Copa del Rey que los jugadores que la consiguieron por primera vez en la historia del club en 1998.

El ala-pívot valenciano se pronunció en estos términos en la gala celebrada con motivo del quinto aniversario del diario deportivo digital Nostresport.com, que premió a Claver como el deportista con mayor progresión de 2007 en la Comunitat Valenciana.

Ante el debut del viernes en la Copa del Rey frente al DKV Joventut, Claver afirmó que sería "muy bonito" ganar de nuevo el trofeo diez años después de que el club lo hiciera por primera y única vez en su historia.

"La Copa es una competición muy bonita que a todos nos gusta jugar. Tenemos muchas ganas e ilusión de jugar e intentar llevárnosla, que es el objetivo", indicó.

El jugador señaló que una de las claves para repetir el éxito de 1998 será "formar una piña y luchar todos juntos".

Además, dijo que la competición llega en un "buen momento" personal, por lo que afirmó que espera "disfrutarla y dar lo máximo para ayudar al equipo".

El escolta Álex Urtasun opinó que esta edición del torneo "es muy abierta y puede ganarla cualquiera", por lo que afirmó que no veía "ningún favorito claro, quizás el Real Madrid porque está en buen momento".

Miki Vukovic, entrenador del Pamesa la temporada que conquistó su primera Copa del Rey en 1998, consideró que, ahora como entonces, "no ir como favorito puede ser bueno porque quita presión a los jugadores".

"El equipo de hace diez años era un equipo joven, muy unido y con un gran corazón y una fe enorme para conseguir algo grande. La de Valladolid fue la primera final para la mayoría y la primera vez que un debutante ganó la Copa", recordó.

"La Copa es una competición excelente que siempre motiva mucho. Ahora tenemos jugadores expertos y hemos ganados dos componentes importantes que antes no teníamos: mala leche con Shammond Williams y altura con Stanko Barac", aseguró Vukovic.