Martes, 5 de Febrero de 2008

Las obras que Picasso no quiso vender

PÚBLICO.ES ·05/02/2008 - 09:21h

‘Autorretrato’ (1901). ‘La celestina’ y este autorretrato pertenecen al período azul. Picasso preservó del gran público las obras producidas en esta época.


El Reina Sofía reúne una muestra con el material más amado por el pintor: el que rehusó vender.


‘Dos mujeres corren en la playa’ (1922. El estilo de este cuadro se caracteriza por un aumento de los volúmenes en las figuras.


'La flauta de pan’ (1923. Este lienzo es contemporáneo de temáticas tan propias como la de los arlequines y el período rosa, en el que abordó el tema de la maternidad.


Una sala de paredes blancas da a bienvenida al visitante. Es el útero que lleva a un Picasso veinteañero, recién llegado a París y en el que pervive el espíritu bohemio barcelonés. Período azul, cubismo (en la foto, ‘Violín’) y neoclasicismo están presentes.


'Retrato de olga en un sillón’ (1917) En París, se exhibía próximo a ‘Paul vestido de arlequín’ (1924), una cercanía que ha sido respetada también en la exposición del Reina Sofía.


El compromiso político de Picasso se pone de manifiesto con crudeza en esta tercera sala. La Guerra Civil española (1936-39) está presente en lienzos y bocetos en los que investiga la expresión del dolor. La II Guerra Mundial (1939-45) tampoco pasa inadvertida. Fruto de este momento histórico son el ‘Gernika’, ‘La matanza de Corea’, la escultura ‘Hombre con cordero’ y toda una serie de dibujos protagonizados por la figura alegórica del minotauro. Pero también hay espacio para otros cuadros de vertiente más íntima en los que predomina el color, como el retrato de Nush Éluard, el de su hija (‘Maya con muñeca’), Marie Thérèse (en la imagen) y la fotógrafa Dora Maar.


La exposición ha costado 3,5 millones de euros y viajará al extranjero.


La exposición es una oportunidad única para ver al mejor Picasso, su gran manifiesto pictórico.