Martes, 5 de Febrero de 2008

Los Max premian a Animalario y al Teatro Español

Vicky Peña y Francesc Orella, los mejores del año por Homebody/Kabul  y Un enemigo del pueblo

PÚBLICO.ES ·05/02/2008 - 07:29h

Alberto San Juan, junto a otros miembros de Animalario. EFE

Las producciones Un enemigo del pueblo, Pequeños Paraísos y Marat-Sade fueron las obras que más distinciones, tres cada una, recibieron esta la noche en la gala de entrega de los XI Premios Max, celebrada anoche en el Teatro Lope de Vega de Sevilla.

Un enemigo del pueblo fue galardonada con los premios a mejor composición musical --Luis Delgado--, mejor adaptación de obra teatral y mejor actor protagonista --Francesc Orella--. Pequeños Paraísos recibió los Max al mejor espectáculo infantil, mejor figurista --Elisa Sanz-- y mejor escenografía. Por último, Marat-Sade fue distinguida con las 'manzanas' al mejor espectáculo de teatro, mejor director de escena --Andrés Lima-- y mejor empresario o productor privado --Animalario--.

La gala, dirigida por José María Roca y conducida por María Galiana y Carlos Álvarez-Novoa, estuvo impregnada de actuaciones musicales andaluzas y de danza flamenca. En esta edición han competido 108 espectáculos de teatro, 25 de danza, 14 de teatro musical y 37 infantiles.

El presidente del Consejo de Dirección de la SGAE, Eduardo Bautista, dio la bienvenida a todos los asistentes y aprovechó la ocasión para lamentar que el mundo de la cultura "sufre últimamente ataques sobre los derechos de autor", por lo que proclamó que los presentes en la gala y la SGAE "están aquí para proteger la propiedad intelectual y a los autores" porque, a su juicio, estos derechos "nos hacen más persona".

Personalidades del mundo de las artes escénicas, la política y la cultura en general desfilaron esta noche sobre la alfombra roja del Teatro Lope de Vega. Por parte de las administraciones, posaron ante las cámaras el ministro de Cultura, César Antonio Molina, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, la directora general de Fomento y Promoción Cultural de la Junta, Guadalupe Ruiz, y el director general del Inaem, Juan Carlos Marset.

Francesc Orella y Vicky Peña 

En cuanto a los galardones, el Max al Mejor Actor Protagonista fue para Francesc Orella por Un enemigo del pueblo, que se impuso a Alberto San Juan con Marat-Sade y a Juan Echanove con Plataforma.

Al recoger el premio, Orella agradeció la confianza y el "espléndido regalo" que para él ha supuesto este papel del teatro moderno.

Además, hizo una reflexión sobre las próximas elecciones generales, advirtiendo de que existen "enemigos del pueblo, aunque algunos no los sepan" que concurren en esta cita, por lo que "nuestra obligación como ciudadanos es evitar que se cuelguen del Gobierno de nuestro país el próximo 9 de marzo".

Los Max al Mejor Actor y Actriz de Reparto recayeron respectivamente en Carles Canut, por Plataforma, y Gloria Muñoz, por Homebody/Kabul, que se impusieron a Boris Ruiz y Lluís Fabra (ambos nominados también por Plataforma) y a Alicia Hermida (por Fedra) y Belén Fabra (por Plataforma).

El galardón a la mejor actriz protagonista fue para Vicky Peña por Homebody/Kabul, frente a Belén Rueda, nominada por Closer, y Blanca Portillo, por Mujeres soñaron caballos. Peña destacó que "vale la pena ofrecer desde el teatro público una obra así" y dedicó la distinción a Mario Gas y a "todas las personas que cada día desde la lejanía o la cercanía luchan para que su opción sexual, religiosa o moral sea la suya y no la que le impongan desde ningún integrismo".

El Max al Mejor Espectáculo de Teatro Musical fue para Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny, del Teatro Español de Madrid; el del Mejor Espectáculo de Danza, para Escupir en el tiempo, de Erre que erre, y el Mejor de Teatro, para Marat-Sade, de Animalario.