Lunes, 4 de Febrero de 2008

La polémica precede al musical sobre Ana Frank

La obra se estrena el próximo 28 de febrero en el Teatro Calderón-Häagen-Dazs de Madrid

PAULA CORROTO ·04/02/2008 - 22:07h

Efe - Imagen del musical 'El diario de Ana Frank'.

Tres semanas quedan para el estreno del musical sobre la vida de Ana Frank en Madrid, pero ya está levantando polvareda. ¿La razón? Dos cuestiones peliagudas. Por un lado, la negativa por parte de la organización Ana Frank Fonds (Basilea, Suiza), encargada de velar por el diario desde 1963, en ceder los derechos del texto para la representación teatral. Por otro, la pregunta retórica sobre si una tragedia del Holocausto ha de convertirse en un musical edulcorado made in Broadway.

"Éste es un musical inspirado en el diario de Ana Frank, no basado en el texto", explicó ayer de forma contundente el director Daniel García durante la presentación del musical. Era su forma de aclarar una puesta en escena que carece del permiso necesario para adaptar un texto.
De ahí que aparezcan nuevos personajes, como la personificación del diario, o que se haya resaltado la historia de amor adolescente entre Ana y Peter, el hijo de los amigos de la familia.

Sin embargo, el ideólogo de la obra, Rafael Alvero, sí obtuvo el respaldo de la Fundación Ana Frank Stichting, encargada de la casa-museo de Amsterdam. Y ayer quisieron resaltarlo con las palabras de Juan Parra, asesor de esta fundación: "El musical nos pareció bien desde el principio. Y así se lo hicimos saber a la organización de Basilea, que también nos apoyó. Si no lo hubiera hecho, no habría musical", manifestó.

Por último, sobre si es compatible una figura como Ana Frank con el musical de canción melódica, Alvero no ve ningún problema. Cuando lo vean, juzguen.

AFF: «Queremos que desistan de esta producción»

Según Rafael Alvero, la producción de Ana Frank sí tiene el apoyo de la Ana Frank Fonds (AFF) de Basilea. Ahora bien, esta organización emitió una carta el mes de enero a la revista alemana ‘Der Spiegel’ en la que manifestaba su deseo de que “Alvero desista de poner en marcha esta producción”. Asimismo, recordaban que ellos son los únicos que poseen los derechos del diario.